Lenscak, sobre el planteo de abogados radicales en foros internacionales: “Un circo para la campaña electoral”

Compartir

El planteo que pretende realizar ante la Corte Penal Internacional de La Haya un grupo de abogados de la Unión Cívica Radical (UCR) por supuestos “delitos de lesa humanidad” cometidos en Formosa “no resiste ni el análisis de un principiante de Abogacía”, debido a que torpemente desconocen que, de conformidad con el Estatuto de Roma, la competencia de dicho tribunal se limita a los crímenes más graves de trascendencia para la comunidad internacional en su conjunto.

Así lo manifestó a la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR) el profesor Juan Eduardo Lenscak, director de la Cátedra Abierta de Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF).

Categórico, el expreso político durante la última dictadura militar y referente de los derechos humanos en la provincia, rechazó: “Es asombroso el nivel de barbaridades que dicen, que cualquier alumno de primer año de Abogacía lo puede refutar porque no resiste ni el más mínimo análisis. Dicen que son los abogados de la UCR, un partido centenario, quienes plantean ir a foros internacionales para decir que en Formosa se violan sistemáticamente los derechos humanos”.

En ese sentido, recordó que a principios de este mes, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dio por cerrado un expediente por supuesta violación de los derechos humanos en los Centros de Alojamiento Preventivo (CAP), dispuestos por el Gobierno provincial en el marco de la lucha contra el COVID-19.

“Parece ser que (los letrados radicales) tampoco han aprendido lo que ha significado el rechazo a un planteo anterior”, señaló Lenscak.

Explicó que la Corte Penal Internacional de La Haya “se dedica a crímenes de guerra, a situaciones beligerantes y a flagrantes violaciones de derechos humanos que están estipuladas en el Estatuto de Roma”.

“Ninguno de los supuestos delitos que se imputan (a la provincia de Formosa) está contemplado en ese tipo de legislación”, esclareció.

Sostuvo que “esto es lo mismo que hacer un per sáltum, pero no desde primera instancia nacional a la Corte Suprema, sino ir directamente a lo último, el tribunal internacional, sin pasar siquiera por la primera fase del sistema judicial argentino”.

Circo mediático

En esa línea, cuestionó a los abogados radicales por aprovechar de manera mendaz la conmemoración del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia para lanzar su Mesa Provincial por la Libertad y los Derechos Humanos y anunciar que denunciarán a diversos funcionarios del Gobierno provincial ante La Haya, cuando en los hechos eso sería inviable.

“Ellos lo saben, lo que pasa es que lo hacen evidentemente para los titulares”, evidenció. “Solamente se trata de un circo para la campaña electoral, como la que estamos viendo”, reprobó.

No obstante, advirtió que “hay mucha gente distraída que la toman en su buena fe desprevenida, ya que no saben qué es, ni tienen por qué saberlo,  el Estatuto de Roma ni a qué se dedica el Tribunal de La Haya”.

“Lo peligroso de esto es que va concatenado con la desobediencia civil”, alertó, ya que “se plantea ante la sociedad que no hay estado de derecho” en Formosa y la posibilidad de la intervención de la provincia.

“Eso es lo que está de fondo y que también va enlazado con la política de masificar los contagios y las muertes”, denunció Lenscak, apuntando que “ese es el problema más serio”, puesto que se trata de “un atentado directo a la mejor política sanitaria de todo el país”.

Para el referente de los derechos humanos, desde la oposición “están socavando una de las políticas más importantes que ha tenido esta gestión, que es la de salvar vidas, y lo hacen propiciando muertes”.

Además, con su desacertado accionar, los dirigentes opositores “banalizan lo que hemos pasado los argentinos”, ya que “tratar de violación de los derechos humanos a la mejor política sanitaria es una banalización de lo que sucedió antes y tratar a los DDHH como si fueran algo más”.

Mencionó aquí los desatinados dichos de la concejal capitalina Gabriela Neme, quien “calificó a los CAP como centros clandestinos de detención, una barbaridad y un disparate mayúsculo”.

Para finalizar, hizo notar que “en la Argentina existen dos proyectos: uno nacional y popular y otro de dependencia que lo pudimos ver instaurado con la violencia criminal de los militares, la mentira institucionalizada y la corrupción legalizada como hizo el PRO, con ese mismo plan económico y el planteo de ajuste y muerte para el conjunto de la población”, concluyó.