Compartir

El director asociado del Hospital Central, el médico Lorenzo Lezcano, se refirió a los cambios de infraestructura y prestaciones médicas que hubo en el nosocomio desde el inicio de la pandemia.

En contacto con la Agencia de Noticias (AGENFOR), indicó que los cambios surgieron desde que se empezó a registrar el ingreso de personas a la provincia lo que tuvo como consecuencia el aumento de casos positivos de coronavirus.

En esta línea, manifestó que “esto provocó que el Hospital Interdistrital Evita estuviera al borde de la saturación”, por lo que “el Hospital Central salió en auxilio convirtiéndose, prácticamente, en un Hospital Monovalente”.

Es así que, recordó que el nosocomio tuvo que ser modificado y adaptado, llegando al punto de tener que “agregar camas en los consultorios”.

“Fue heroico lo que se hizo en Formosa”, expresó categórico y agregó: “La verdad es que esto se logró con la ayuda del gobernador Gildo Insfrán, que siempre puso énfasis en esta tarea”.

En contexto, el profesional rememoró la inauguración de la torre de atención exclusiva para pacientes positivos con COVID-19, la cual contaba con 42 camas.

“Ganamos en infraestructura”, indicó y resaltó “Y esto queda para la comunidad”; además, manifestó orgulloso: “Acá se salvaron muchas vidas”.

Reacondicionando

Lezcano también celebró la baja del índice de contagio y aclaró que, debido a ello, el hospital se está “reacondicionando” para continuar respondiendo, como siempre, a otras patologías.  

“No se olviden que el Hospital Central es el nosocomio de referencia en Formosa por lo tanto recibimos pacientes derivados de los distintos puntos de la provincia”, advirtió.

Además, el especialista estimó que a partir de la primera o segunda semana de agosto el edificio sanitario va a funcionar al 100%; y aclaró que “no se dejará de lado la patología por COVID-19”.

En este orden, informó: “De la torre, se va a dejar sólo el segundo piso para coronavirus, el primer piso y la planta baja serán para cirugía, cardiología, traumatología, etc.”; y aseveró: “Hoy por hoy, el Hospital Central no tiene nada que envidiarle al resto. Es como yo le digo, un hospital del siglo XXI”.

Trabajo en equipo

Lezcano, además, destacó la gran labor en equipo que durante todo este tiempo realizó el cuerpo médico y expresó: «Esto no se podía hacer solo», refiriéndose a la mejoría del estado sanitario de la provincia.

Al respecto, realzó el profesionalismo del doctor epidemiólogo Mario Romero Bruno y a su vez, significó lo realizado por los distintos especialistas.

Otras patologías

Por otra parte, Lezcano apuntó a esta Agencia, que se trató por todos los medios dar respuesta a las restantes patologías.

“Actualmente tenemos disponibilidad de cama y estamos en un nivel que en poco tiempo volverá a ser el Hospital Central que era antes”, remarcó.

Y sentenció: “A partir de este año, por decisión del Ministerio de Desarrollo Humano, tendremos una nueva residencia de psiquiatría. Y esto es un logro más de nuestro Hospital Escuela”.