Liberaron a un aguará guazú que había sido rescatado días atrás

Compartir

Personal de la Dirección de Recursos Naturales y Gestión, junto a efectivos de la Policía Ecológica, liberaron en su hábitat natural un ejemplar de aguara guazú (Chysocyon brachyurus).

El mismo había sido rescatado días atrás por la Policía Provincial de una vivienda en el barrio La Nueva Formosa, donde se refugió escapando de los perros que lo perseguían.

El animal, que permaneció unos días en observación y para estudios de rutina en la Estación de Animales Silvestres “Guaycolec”, fue dado de alta al no presentar inconvenientes en su estado de salud.

Se resolvió su inmediata liberación en condiciones controladas en un ambiente natural acorde y propicio a sus necesidades, donde en otras oportunidades ya se liberaron otros ejemplares de esta especie.

En ese sentido, en declaraciones recogidas por AGENFOR, el director de Recursos Naturales y Gestión, el licenciado Franco Del Rosso, destacó que la liberación “fue un éxito y será monitoreado por medio de cámaras por algún tiempo”.

Explicó que “un vecino del barrio La Nueva Formosa dio aviso a la Policía que en el patio de su domicilio se había metido un aguará guazú, para sorpresa de todos los vecinos”.

Según refirió, el animal se vio cercado por algunos perros callejeros que había en el lugar, entonces buscando refugio se escondió en el patio.

“La Policía Ecológica actuó rápido y lo rescató –indicó-. Ahí intervino el equipo de Recursos Naturales de la Estación de Animales Silvestres Guaycolec, que lo puso a resguardo”.

Se trató de “una hembra salvaje y estaba en buenas condiciones de salud”, a la que “se observó varios días para que no tenga ningún problema. Y decidimos liberarla automáticamente para que no genere vínculo con el ser humano”.

“Elegimos un lindo lugar, ya otras veces liberamos ahí otros ejemplares con la participación de la Policía Ecológica. Por suerte se adaptó enseguida a las condiciones naturales”, remarcó y aclaró que “de todas formas, lo estamos monitoreando, pero creemos que no van a haber inconvenientes”.

Liberaciones

Explicó el especialista que “cuando realizamos liberaciones, tratamos de respetar la zona de donde viene el animal. Este ejemplar era del este de la provincia, así que se realizó en una zona parecida”.

“Es un zorro que está adaptado a pastizales, palmares, por eso tienen patas tan largas. Buscamos un ambiente acorde a eso, una estancia muy grande donde sabemos que va a estar resguardado. Es una hembra joven por eso la largamos rápido porque está en buen momento de reproducir”.

En esa línea, resaltó que “la estrategia de conservación de la especie son los corredores biológicos”, acentuando que “Formosa es una de las pocas provincias que tiene la cuestión de la protección definida por ley”.

“Todos los años estamos liberando alrededor de 100 ejemplares de distintas especies –manifestó-. Y los pasos son los mismos: los recatamos y automáticamente los devolvemos a su hábitat, a no ser que tengan un problema de salud o en muchos casos que vienen por mascotismo se dificulta porque les cuesta sobrevivir y quedan alojados en la estación”.

“Queremos explicarle a la población que lo peor es tener un animal en cautiverio; no queremos eso porque les causan problemas para reintroducción en la naturaleza”, enfatizó contundente.

Finalmente, ante casos como este, pidió que se comuniquen a las Líneas 911 – Policía Ecológica, o al celular: 3704 025457 de Recursos Naturales, Guardia Emergencia de Rescate.