Llaman a “no bajar los brazos” contra el dengue en Formosa

Compartir

El pasado mes de noviembre se lanzó la Campaña Contra el Dengue 2020-2021, destinada a afianzar las estrategias trazadas para prevenir la enfermedad a lo largo y ancho de la provincia.

Al respecto, en declaraciones a AGENFOR, el ingeniero José González director de Saneamiento, Bromatología y Zoonosis del Ministerio de Desarrollo Humano, y el doctor Alejandro Romero, jefe del Departamento de Control de Vectores y Zoonosis, marcaron como ejes de la campaña la participación comunitaria y el trabajo interinstitucional e intersectorial en la lucha contra el mosquito aedes aegypti que transmite la enfermedad.

“En el mes de noviembre pasado se realizó el lanzamiento formal de la campaña de lucha contra el dengue 2020-2021, donde contamos con la presencia de las autoridades y el equipo de salud para explicar la estrategia que se va a implementar para la lucha articulada, ya que también participan otros organismos del Estado provincial”, indicaron.

Refirieron que en esta época del año “se intensifican las acciones como las visitas domiciliarias para efectuar la fumigación y el descacharrizado, a los fines de eliminar aquellos objetos que la población no utiliza”.

A su vez, se avanza con la fumigación espacial de los barrios y la entrega del larvicida biológico Bacivec, que es elaborado por el laboratorio formoseño Laformed para su aplicación en forma de gotas.

“Los enfoques que abordamos son el estudio y tratamiento de los focos de dengue dentro de los domicilios, ya que la experiencia que se viene desplegando a lo largo de todo el año es que el mosquito se está desarrollando dentro de los domicilios, en los patios de los vecinos, así que la idea es trabajar con ellos para evitar que sigan habiendo recipientes que puedan funcionar como reservorios para el desarrollo del mosquito”, remarcaron.

Relevamiento de índices

A su vez, señalaron que “en estas semanas llevamos adelante un trabajo de barrido en toda la ciudad capital, programando los diferentes barrios, trabajando barriada por barriada con los equipos asignados a las zonas y, al mismo tiempo que se hace el trabajo de prevención y control (inspección de patios, detección de focos y tratamiento con larvicida), se realiza el relevamiento de índices, lo cual nos permite conocer los datos de infestación de viviendas en cuanto al mosquito vector”.

“Lo que estamos viendo en la capital es que los índices tienen tenencia a aumentar, lo que nosotros relacionamos con estas temperaturas estivales permanentes, propias de primavera-verano, y también las lluvias”, advirtieron.

Apuntaron a esta Agencia que “las lluvias que tuvimos favorecen la cría, el desarrollo y la reproducción del mosquito, por eso la campaña es muy fuerte en la concientización de la población. A no bajar los brazos, a no descuidarse y a prestar atención porque sabemos que en este contexto de pandemia hay otra preocupación, pero no debemos olvidarnos de esto”.

Para finalizar, recalcaron que “esta tarea multisectorial no sólo se lleva adelante en la capital, sino en toda la provincia. La replicamos en todo el territorio, de manera simultánea en las localidades».

«Venimos trabajando muy bien, con mucha participación de los Municipios y las diferentes áreas que nos ayudan con los estudios de los focos en los domicilios y también con el descacharrizado fino y grueso, lo que es fundamental para eliminar los recipientes que puedan ser reservorios del mosquito”, concluyeron.