Compartir

Gracias a las obras hídricas desarrolladas por el Gobierno de Formosa, el agua llegó en la mañana de este jueves a la localidad de Pirané. “Gracias a la planificación territorial estratégica del gobernador Gildo Insfrán, esto es una realidad”, fue subrayado.

En declaraciones a AGENFOR, el intendente Mario Diakovsky, junto al ingeniero Horacio Zambón, de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua (UPCA), dieron precisiones sobre este “inolvidable” momento.

“Estamos contentos de que esto hoy sea una realidad, podemos ver el agua fluyendo a la planta potabilizadora de agua”, destacó el jefe comunal, marcando que “se ha hecho un buen trabajo en la planificación del terreno que permitió que avance rápidamente el agua, porque todos esperábamos que llegue este sábado o domingo, pero gracias a la mano del gobernador Insfrán junto a su equipo de trabajo, Vialidad Provincial y todas las instituciones presentes, esto es una realidad”, aseguró.

Para Diakovsky, la naturaleza sorprende una vez más: “Es notable la precisión que hay, nos estábamos quedando sin agua y esto es un bálsamo para toda nuestra comunidad”.

En este marco, comentó que también se alimentarán tres represas de tamaño importante con el agua dulce: “Tenemos reservorios grandes, de 900 por 400 metros, uno está totalmente seco, el otro tiene un pequeño espejo de agua y las otras tres represas eran alimentadas con aguas de la perforación de Loma Senés”, puntualizó.

El recorrido del agua

Por su parte, el ingeniero Zambón, coordinador ejecutivo de la UPCA, explicó que las aguas “viajan” gracias a obras que aprovechan la pendiente natural del terreno provincial y la fuerza de gravedad que tiene la Argentina.

En este sentido, comentó que a causa de la escasez de lluvias fue necesario avanzar con la llegada de agua para las localidades de Palo Santo y Pirané; “como las lluvias no se hicieron presentes en otoño, fue necesario poner en marcha urgente el plan para Palo Santo y Pirané”.

“El origen del agua es fruto –fundamentalmente- de las precipitaciones de la alta cuenca en Bolivia y lo que precipitó en los primeros meses del año en ese sector -en Los Andes, territorio boliviano- tuvo un recorrido hasta el departamento Ramón Lista en donde está el proyecto Pantalón que se distribuyen las aguas junto con Paraguay, para luego alimentar al bañado La Estrella”, detalló.

El especialista agregó que el agua recorre unos 300 kilómetros desde el bañado, por la ruta n° 28, hasta el proyecto hidrovial, “que con unas series de compuertas, canales y vertederos distribuye agua hacia el riacho El Porteño y el Sur (que comprende las localidades de Las Lomitas, Pozo del Tigre, Estanislao del Campo, Ibarreta), y la laguna Chinchurreta, que es la que permite la llegada del agua a Palo Santo y su destino final, Pirané”. Sobre el final, Zambón puso en relieve la decisión política del Estado provincial, ponderando que “este es un logro más que habla a las claras de la planificación territorial”.