Compartir

“El estado nacional nos adeuda unos 400 millones de pesos correspondientes al 2016 por lo acordado en materia previsional, lo de este año aun no está calculado. Y es el tesoro provincial quien garantiza y solventa las jubilaciones de los formoseños, ya que el cumplimiento de lo convenido con nación en el financiamiento del déficit previsional se sigue dilatando”, expuso el administrador general de la Caja de Previsión Social, Gustavo López Peña.

Deja en claro que “no estamos pidiendo un favor o algo parecido, sino lo acordado en el marco del Pacto Fiscal en la década del ´90, cuando Formosa cedió unos 15 puntos de su coparticipación para sostener el Anses”.

Explica que “la situación de Formosa no es la misma que otras provincias, ya que en el marco del acuerdo rubricado entre el gobernador (Gildo) Insfran y el titular del Anses, (Emilio) Basavilbaso, se asumió el compromiso de adecuar nuestra legislación a la nacional en los puntos donde pueda hacerlo, cosa que hicimos hace ya tiempo”.

“O sea nuestra armonización previsional se hizo a través de la Ley 1638 que se sanciono en julio del año pasado, pero aun estamos a la espera que se transfieran los fondos que nos corresponde”, afirmo.

Explico que “en ese parámetro la exigencia de nación era la modificación de dos puntos; la determinación de la edad inicial y las edades de jubilación”, clarificando que  “se calculo el déficit del año 2015 y ellos reconocieron prácticamente un 80% y los recursos lo giraron en el 2016”.

Sin embargo revela que “cambiaron la manera en que auditaran las cajas provinciales y no están remitiendo los recursos que corresponden. Dispusieron una transferencia a cuenta y no llegan siquiera a cubrir el 40% del déficit de la CPS”.

Preciso que “todas las provincias que mantenemos nuestros sistemas previsionales estamos en contacto con la Anses para que terminen de realizar los procedimientos técnicos, aunque la realidad es que optaron por una suerte de “bicicleta para dar vueltas permanentes”. Afirmo que “la provincia cumplió con todas las exigencias y aun así aparecen con todo tipo de artilugios para demorar las transferencias de fondos que corresponden”, aludiendo a que “nos envían a cuentas gotas”. Cuantifico que “transfirieron unos 19.5 millones de pesos por mes, que lo dispusieron ellos de manera unilateral, y que llega a los $120 millones en seis meses, cuando el cálculo para el 2015 ascendía a los $400 millones y en el caso del periodo 2016 superior a ese monto”.

Anticipo que “esta semana, puntualmente el miércoles 2 de agosto está prevista una reunión en Buenos Aires entre todos los presidentes de las cajas previsionales provinciales para tratar este incumplimiento. Nosotros hicimos todos los deberes, incluso presentamos tres notas solicitando la auditoria correspondiente, pero no lo hacen”.

López Peña expuso incluso que “le ponen un porcentaje a cada uno de los cinco puntos de armonización que hayan hecho las provincias. Formosa ya tiene esos cinco puntos armonizados, y lo que Nación no reconoce la provincia lo hace supletoriamente”.

 El enorme valor de no transferir la CPS

Observa un trasfondo político en todo esto. “El gobierno nacional está trabajando con una comisión para modificar el sistema previsional nacional, y ahí radica el enorme valor de la decisión del gobernador (Gildo) Insfran de no transferir a la esfera federal la Caja de Previsión Social”. Esto a partir de que “una clara decisión política en este sentido, en que nuestra caja la sigamos manejamos los formoseños porque tiene que ver con el resguardo de nuestros jubilados actuales y activos que en un futuro accederán a ese 82% móvil ejemplo en el país y con raigambre constitucional”.

Advierte que “en la armonización la nación no reconoce el 82% móvil, y es la provincia con recursos propios sostiene esto de pagar ese porcentual. Y lo abona en tiempo y forma, este mes con el 5% de aumento que se suma al 20% de mejora en marzo”.

Marca el contraste de que “Nación reconoce el 1,5% por año de servicio: si calculas por 30 años es el 45%, se extiende a los 35 años y llega al 52,5%”. De ahí que expone que “se hace esa aclaración en la norma de que Formosa desembolsa fondos de su tesoro para garantizar que ningún jubilado cobre menos del 82%, cosa que nación no reconoce”.

“Podemos levantar nuestra voz porque la administración del gobernador Insfran se caracteriza por su saneamiento, desendeudamiento, orden e incluso con un pequeño déficit hace varios ejercicios”, concluyo subrayando.