Compartir

PARTE MÉDICO

Así lo informó el doctor Julián Bibolini, al referirse a la evolución médica de la totalidad de las personas internadas en el Hospital Interdistrital Evita. En las últimas 24 horas, no se registró nuevos casos en la provincia de Formosa.

Este lunes, el jefe de Infectología y Control de Infecciones del Hospital de Alta Complejidad, doctor Julián Bibolini, informó que los 36 pacientes diagnosticados con COVID-19 en Formosa, “presentan buen estado de salud en general”. El profesional fue el encargado de brindar información oficial sobre la evolución médica de las personas internadas en el Hospital Interdistrital Evita.

Lo hizo en el marco de la conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, en lo que fue el parte informativo Nº 94, donde de manera oficial se dio a conocer que en las últimas 24 horas no se notificaron nuevos casos de coronavirus en la provincia.

El especialista en infectología detalló que del total de 36 pacientes con coronavirus: nueve presentan síntomas leves, mientras que los restantes 27, continúan asintomáticos.

Sobre las nueve personas sintomáticas con síntomas leves,  el doctor Bibolini precisó que se trata de síntomas como dolor de cabeza, dolor de garganta, y otros que presentan tos seca, pero sin ningún tipo de moco o secreción. No obstante, uno de ellos “había estado con vómitos y diarrea, por lo que requirió de suero”, resolviéndose esa situación.

Respecto a la salud de las demás 27 personas, manifestó que continúan asintomáticas, por lo que no se tuvo la necesidad de colocar ningún suero hasta el momento.

En el detalle clínico llevado adelante por el doctor Bibolini, aclaró que hay seis pacientes con factores de riesgo, como ser hipertensión arterial, diabetes y hay dos mayores de 70 años que “son a quienes se les hace mayor seguimiento, mayor control por esa circunstancia en particular”.

Destacó que en términos generales la salud de las 36 personas alojadas en el Hospital Interdistrital Evita es “de buen estado”, siendo bien controlados por los médicos a través del seguimiento diario que realizan los profesionales de ese nosocomio equipado como Hospital de Contingencia COVID-19.