Los Centros de alojamiento preventivo brindan atención integral a los aislados

Compartir

El equipo de salud de médicos y enfermeros, trabaja en conjunto con otros profesionales como psicólogos y nutricionistas. Además, a las personas alojadas se les realizan los controles vitales a diario y se les proveen medicamentos si son requeridos.

La directora del centro de salud “Luis María Codda” ubicado en el barrio Liborsi Lorena Díaz, que trabaja en los centros de aislamiento preventivos, dialogó con AGENFOR y brindó detalles de la modalidad de atención integral que se lleva a cabo en los lugares.

Díaz comentó que, desde el mes de marzo, el Centro de salud Luis María Coda, junto a su equipo de salud de médicos y enfermeros, realizaron los controles diarios en los centros de aislamientos que aloja a las personas que entran a la provincia en el marco del Ingreso Administrado, de manera ilegal o por contactos estrechos.

“Hacemos el control diario de signos vitales y todo lo que sea el antecedente de los signos y síntomas de COVID para activar protocolo en el caso que sea necesario”, indicó.

Y agregó: “Se les realiza un exhaustivo interrogatorio a los pacientes, porque aparte de la patología aguda del COVID, existen enfermedades crónicas que pueden padecer y muchas veces presentan en lo centros de aislamiento, como hipertensión, diabetes, enfermedades oncológicas, hipertiroidismo. Se hace un relevamiento de la medicación requerida y entrega de la misma”.

Lorena Díaz, directora del Centro de Salud «Luis María Coda»

En ese sentido, la especialista manifestó que trabajan de manera interdisciplinar con un equipo de nutricionistas y psicólogos para dar contención emocional e indicar dieta en el caso que sea necesario. También se promueven el respeto de las medidas sanitarias establecidas.

“El lugar donde están es una habitación donde no hay más de dos o tres personas con baño privado, entonces les damos indicaciones de no compartir los espacios en común con las otras habitaciones, o sea que los que están en una habitación se cuiden entre ellos y no compartan con el resto”, señaló Díaz.

Por último, respecto a la actitud de las personas alojadas, la profesional dijo que “al principio había más resistencia” y que “algunos se querían enojar”, pero que ahora se nota la toma de consciencia “que es por el bien de todos”; y que “incluso lo que entran de manera irregular en la provincia, admiten la falla y saben que está bien la medida”.

“No tenemos quejas, lo otro que se suele hacer es el interrogatorio de la planificación familiar o sea si hay mujeres en edad fértil, le damos anticonceptivos, pero para que continúen con eso porque están separados por sexo, a menos que sea un grupo familiar”, concluyó.