Los controles llegaron a las farmacias, donde se detectaron vacunas e insulina vencidas

Compartir

Edgar Pérez, funcionario a cargo de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y el Usuario, informó que los controles de precios máximos fijados por Nación como así también el estado y la calidad de los alimentos a la venta al público llegaron ahora a las farmacias, donde tras realizar 17 inspecciones de verificación el lunes, se detectaron cajas de insulina como así también de vacunas vencidas en depósito y en góndola, por lo que se labraron las actas de infracción correspondiente.

Durante la conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, Edgar Pérez indicó que las consultas como así las denuncias a través de los distintos canales de comunicación habilitados a la comunidad se han incrementado en los últimos días y en tal sentido, aseguró: “Vamos a seguir controlando que se respeten los precios máximos de referencia, el acceso a los bienes de consumo a los precios fijados por la autoridad nacional, haciendo valer los derechos que tenemos los consumidores, como así también  la calidad de los alimentos que adquirimos”.

Indicó que las consultas y denuncias permitieron direccionar los controles y que esta semana se extendieron a las farmacias y casas de artículos de limpieza, teniendo en cuenta que el alcohol en gel es un elemento necesario y que al inicio de la cuarentena escaseó o bien el precio se ubicó en valores inalcanzables e injustificables.

Al respecto, precisó que el precio establecido para el alcohol en gel para un envase de 60 ml es de 110 pesos; de 65 ml, de 115 pesos; de 100 ml, de 160 pesos; de 250 ml, es de 250 pesos; de 500 ml, de 315 pesos y de 1000 ml, de 500 pesos.

“Estos son los valores máximos que debe pagar cualquier formoseño yendo a cualquier comercio. Por debajo de estos valores, ojalá los vendieran”, manifestó el funcionario y ratificó que “las políticas de Estado apuntan a garantizar el acceso a un bien aconsejable y necesario hoy para proteger nuestra salud y cuyo uso está indicado para lograr una mejor higiene y protección”.

Respecto a los controles en las farmacias, sostuvo que al verificar faltante en las góndolas de alcohol en gel se inspeccionaron también los depósitos para despejar cualquier duda de especulación. “En una de las farmacias encontramos mercaderías vencidas en depósito, puntualmente tres cajas de seis productos cada una de insulina que estaban en la heladera pero vencidas y también ocho cajas de vacunas y dos cajas de vacuna contra la Influencia vencidas”, precisó.

Consideró llamativo al hecho ya que se trata de productos altamente demandados pero subrayó que “cualquiera fuera su destino no puede permanecer en depósito y mucho menos en una góndola”, por lo que se intervino labrándose las actas de infracción y procediéndose al secuestro de las vacunas.