Los niños aprenden técnicas de RCP

Compartir

Niños de los niveles Inicial y Primario que asisten a la EPEP  247 “Álvarez Contarco” de la colonia Los Matacos, ubicada a pocos kilómetros de Palo Santo, aprendieron sobre maniobras de Reanimación Cardiopulmonar básica (RCP) mediante una charla educativa brindada por profesionales de salud del hospital de la mencionada localidad.

Mediante esta jornada, el objetivo fue enseñar a los niños del jardín de infantes de 1ero a 6to grado de esta institución, sobre las técnicas de RCP básica para que las conozcan y sepan aplicarlas “asistiendo a cualquier persona que se encuentre en una situación que ponga en riesgo su vida”, refirieron los organizadores.

“Apuntamos en primer lugar a concientizar sobre este grupo de técnicas útiles para asistir a los que sufren infartos, accidentes y otros episodios que lo exponen a perder la vida”, continuaron explicando. Y añadieron que “es fundamental que todos sepamos estas maniobras de reanimación cardiopulmonar, ya que en algún momento podemos encontrarnos frente a una situación así y aplicándolas correctamente podemos salvarle la vida”.

“Preparar a los chicos para que puedan hacerlo de la mejor manera posible” –indicaron- “es la finalidad que tenemos con este taller educativo”. El equipo de salud insistió a los chicos que las técnicas y herramientas aprendidas pueden ser ejecutadas por niños y adultos “siempre y cuando hayan aprendido a hacerlas y para eso hay que prestar atención en cada una de las instrucciones”.

Las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar Básicas son indispensables para asistir de manera correcta, oportuna y eficaz ante un hecho de emergencia repentina que ponga en riesgo la vida de una persona. “Ayudan a sacarla de la posibilidad de la muerte de una forma rápida y adecuada, evitan que empeore su estado protegiendo su vida hasta que lleguen los médicos y el personal de salud especializado en emergencia para asistirla y trasladarla hasta un hospital”, remarcaron.

Cada una de las técnicas fue numerada y explicada en detalle según el protocolo establecido por la OMS (Organización Mundial de Salud) con la ayuda de muñecos. “Ellos mismos pudieron hacer las prácticas según las explicaciones, compartiendo con los compañeros lo aprendido”.