“Los opositores fueron los instigadores de la violencia contra empleados de Defensa al Consumidor”

Compartir

Días pasados, una manifestación de un grupo de dirigentes opositores, empresarios y empleados gastronómicos frente a la sede de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario derivó en persecuciones, amenazas y agresiones verbales hacia trabajadores de esa delegación pública.

En declaraciones a la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), Mónica Galeano, trabajadora de la mencionada repartición estatal, denunció: “Fue lamentable lo que vivimos porque somos trabajadores del Estado provincial que sólo estamos desempeñando nuestra función, que es hacer cumplir los protocolos del Consejo de Atención Integral de Emergencia COVID-19”.

Contó que “ya veníamos hace varios días con una tensión porque los fiscalizadores de la Subsecretaría eran perseguidos y amenazados cuando hacían los controles en los comercios”, apuntando que el martes pasado “ante la convocatoria de la concejal radical Celeste Ruiz Díaz, se congregaron frente al edificio de la Subsecretaría”.

Mencionó además que previamente, en la noche del lunes, “los fiscalizadores corroboraron que los bares y restaurantes abrieron, incumpliendo las pautas del Consejo del COVID-19”.

Cabe señalar que, según lo establecido por el Consejo tras el levantamiento de la fase uno en la capital, la actividad gastronómica con atención al público al aire libre sólo puede desarrollarse los días viernes, sábados y domingos hasta la una de la madrugada, con cumplimiento estricto de los protocolos sanitarios acordados en el marco de la corresponsabilidad.

En cambio, la modalidad delivery continúa habilitada todos los días hasta las cero horas.

“En la noche del lunes, los fiscalizadores fueron amenazados de muerte, les dijeron que no vuelvan porque iban a pegarles y a matarlos –prosiguió relatando Galeano-. Y el martes se manifestaron frente al organismo, pero no todos eran comerciantes, ya que perfectamente se identificó a referentes del arco opositor, quienes fueron los principales instigadores de estos hechos de violencia”.

Hecho político

Tras repudiar que lo vivido “fue un hecho político que quedó claro a todas luces porque se lo pudo ver en videos y las redes sociales”, afirmó que “fuimos amenazados de muerte, decían que iban a entrar al edificio e iban a quemar todo con nosotros adentro”.

“Fue muy grave porque actuaron cobardemente –reprochó-. Nos estaban esperando y cuando vieron que éramos mujeres las que salíamos vinieron a atacarnos, insultarnos  y gritarnos. Casi tres cuadras tuvimos que caminar custodiadas por la Policía, que si no estaba ahí no sé qué hubiese pasado”.

Añadió que “hicimos una denuncia penal y este miércoles una ampliación, porque el ataque no terminó con la manifestación, sino que continuó en las redes sociales. Siguieron con la persecución”.

Controles

Consultada sobre cómo proseguirán los controles a los comercios gastronómicos, Galeano detalló: “Si bien hay un sector que se declaró en rebeldía en contra del Gobierno provincial, las normas que establece el Consejo del COVID-19 son para cumplirlas, porque apuntan a mantener el estatus sanitario de la provincia y cuidar la salud de los formoseños”.

“Nuestro organismo está a cargo de ese control y por supuesto que lo seguiremos haciendo, ya que es nuestra función. Obviamente que con más seguridad y los ojos más abiertos porque ya sabemos que son capaces de cualquier cosa con tal de propagar el virus”, advirtió finalmente.