Compartir

El presidente del Aguara Rugby y Hockey Club, Facundo Rave, destaco las “magnificas instalaciones, que mejoran y embellecen a la institución”, y expuso una breve cronología de la historia de casi medio siglo de existencia.

Expuso todo el esfuerzo por lograr que el actual terreno que pertenecía al viejo aéreo club fuera cedido definitivamente a la institución, destacando en ese logro a ex jefes comunales como Lisbel Rivira y “Negro” Vega.

Destaco la gente que trabajo por mejorar las infraestructuras, sobre todo en los últimos años, tanto en la institución que considera parte de un “polo deportivo” en la zona, como en todos los barrios y espacios de alrededor que se han transformado.

“Esta es otra obra de excelencia deportiva”, significo, afirmando que “habla de un gobernador que se preocupa y ocupa del deporte, de los niños y su educación”, como es el caso del Aguara que aglutina a 900 jugadores y sus familiares.

Renovó finalmente el “fiel compromiso de seguir formando niños y jóvenes formoseños”, para luego hacer entrega del carnet de socio honorario del club al primer mandatario, quien recibió de manos de un grupo de niños una camiseta y gorro distintivo del “zorro”.

En representación de los socios fundadores, Guillermo Echeverría, uno de los más destacados dirigentes de la ovalada formoseña con casi medio siglo en la institución, sostuvo que “el deporte es una escuela de vida, es el mejor ejemplo para que cada chico sea una persona de bien”.

Expuso el “orgullo y maravilla” en que se ha convertido el club, y puso el acento en festejar la “mancomunión de ideas en la contención de niños y adolescentes a través del deporte en cuanto a sus valores de educación, respeto, vida sana, que contribuyen con los padres para que sean personas de bien”.

Pondero el hecho de que “la educación es prioridad de su gestión, una cuestión de estado, y esto va mas allá de un calendario electoral, es algo que lleva mucho tiempo, y esta maravilla no es cosa aislada”, marcando que pudo ver “a muchos clubes e instituciones que han recibido el apoyo del gobierno, adoptando a los clubes formadores de vida”.

“Todo este esfuerzo estará bien recompensado por estos niños y jóvenes, principales destinatarios de estas obras y todo nuestro esfuerzo”, sostuvo concluyente.