Compartir

Desde el seno del Consejo Profesional de la Abogacía, se hizo público su enfático rechazo a las manifestaciones vertidas por el presidente Mauricio Macri en cuanto a la actuación de los profesionales del derecho.

Sobre todo y de manera categórica impugnaron “las acusaciones generalizadas de crear juicios laborales infundados”, y lo propio en cuanto a las responsabilidades atribuidas en nuestro carácter de abogados, del cierre de Pymes y/o destrucción de empleos.

Recordaron que “el derecho de todos los habitantes de acceder a la justicia y el de los abogados a trabajar, y que frente a la existencia y/o conocimiento de hechos delictivos por parte de jueces y letrados laborales, existe la obligación de efectuar la denuncia pertinente”.

Reivindicaron una vez más la función del abogado en el ejercicio irrestricto del derecho de defensa y finalmente pidieron  a la Federación Argentina de Colegios de Abogados, su pronunciamiento por ser la entidad encargada de la defensa del ejercicio profesional.