Malich dijo que la UTA desechó pre-acuerdo  y acusa que «flaco favor hace a sus afiliados»

Compartir

El ministro de Planificación, Daniel Malich, recrimino testimonios de gremialistas de la UTA endilgando responsabilidades al estado provincial en una supuesta inestabilidad laboral producto de autorizar a una nueva empresa a operar el servicio de transporte de pasajeros al interior.

Aludió a las conversaciones el día lunes que parecían alentadoras a partir de la decisión de desbloquear la Estación Terminal de Ómnibus. “En simultaneo se mantuvo la mesa de diálogo entre la UTA y delegados de las empresas de transporte (Godoy, Norte Bis y Puerto Tirol) y nuestro ministerio a fin de alcanzar un acuerdo, pero al otro día cambiaron de idea y modificaron las exigencias, desechando todo lo avanzado”, expuso.

Explico que en ese marco de charla es que “además de los 13 empleados que pasaban de Norte Bis a Puerto Tirol se llego a un pre-acuerdo que sean siete más los que vayan a ser incorporados, y estos últimos de Godoy, con lo cual eran 20 los trabajadores a ser anexados a la nueva empresa. Sin embargo este martes el abogado de la UTA (Dr. Lombardo) nos expuso que se modificaban las condiciones y se pedía ahora que fueran 50 los empleados a ser absorbidos”.

Advirtió Malich que “hay una cuestión que trasciende el interés de los trabajadores. Dudamos de los delegados y el representante legal, porque si realmente les interesan los trabajadores, deberían preocuparse por la integridad de cada personal y los riesgos de que sigan afectados a dos empresas cuyas unidades tienen severas deficiencias y ponen en riesgo la seguridad de cada uno de ellos”.

Insistió el ministro en advertir que “vemos maniobras especulativas que no cierran, la actitud empresarial del grupo Flechabus y de algunos delegados que flaco favor hacen a los trabajadores que dicen representar. Parecieran coincidir corporativamente en lo que uno conjetura es una suerte de favorecer el intento de esta firma de deshacerse de sus empleados sin asumir los costos de ello y pretendiendo que el gobierno provincial lo haga”, expuso concluyente.

“Conjeturo que no quieren indemnizar a los trabajadores ante la decisión de no sostener el servicio”, expuso, reafirmando que “es insólito algunas actitudes de sindicalistas que exponen a sus afiliados a trabajar en unidades en pésimas condiciones, pese a que existe otra firma que tiene colectivos cero kilometro y otras con pocos años de antigüedad”.

Dejo en claro que “el estado provincial debe garantizar la seguridad del usuario y terceros, y favorecer en cuanto esté a su alcance en la estabilidad laboral. Que es lo que se hizo ajustado a las normas legales y administrativas al conceder provisoriamente una autorización para que la firma Puerto Tirol cubra el servicio que lo venía haciendo en pésimas condiciones y con una marcada desinversión, Norte Bis”.

Explico que “a fines de septiembre del año pasado culmino la concesión de 10 años del servicio de transporte de pasajeros de Norte Bis y Nueva Godoy, y sus pretensiones de una renovación por similar periodo y aumento de tarifas del 100%, fue desaconsejado por el dictamen legal. Y ello producto de la evidente desinversión que situaba al formoseño como un usuario de segunda”.

“El pésimo servicio expuesto por muchísimos usuarios y verificados fehacientemente, quejas de los propios delegados y, la falta de un plan de inversiones serio que garanticen la seguridad y una prestación en óptimas condiciones al interior provincial”, describió como causales de la decisión de que no continuaran.

Malich insistió en que “el estado debe velar y garantizar la seguridad del usuario y terceros, y subsidiariamente colaborar en el reaseguro de la fuente laboral. Y es lo que se hizo en este caso, se cumplió en un todo lo que marcan las normas, todo lo que se diga en contrario tienen otros intereses subalternos”.

Afirmo el ministro que “Norte Bis no presento el plan de inversión solicitado, y ante la oferta de Puerto Tirol con un programa serio y la afectación inmediata al servicio de cinco unidades 0 kilometro y otros coches de no más de tres años de antigüedad, hizo que en abril de este año se le otorgo por 180 días y de manera provisoria, la autorización para que se haga cargo de la traza que venía cubriendo la primera”.

Sostuvo que “se dispuso incluso a  través del dictado del respectivo instrumento legal, que Puerto Tirol deba incorporar al personal de Norte Bis que así lo decidiera, reconociéndoles la antigüedad, categoría y otras garantías fijadas en el convenio colectivo de trabajo”.

Incluso que “de todo esto fue informado de inmediato a la UTA seccional Formosa, y se les solicito la remisión a la empresa Puerto Tirol del listado de empleados a ser transferido a la nueva prestataria, cosa que jamás se cumplimento”.

Insistió en subrayar que “o nos ceñimos integralmente a las normas legales logrando los propósitos fijados en cuanto al resguardo prioritario de los usuarios y terceros, y por otra parte que cada trabajador mantenga su puesto laboral”.