Manifiesta gratitud de una familia en tiempos de pandemia

Compartir

Destaca el arduo trabajo llevado adelante por el Gobierno Provincial para contener el avance del coronavirus

La familia Alegre, oriunda de Palo Santo, que se encontraba cumpliendo el asilamiento preventivo, establecido por los protocolos provinciales para evitar la circulación, transmisión y contagio del coronavirus, brindó un sentido agradecimiento a “las personas que, de forma profesional y solidaria” participan “en esta crisis de contagio contra el COVID -19”.

Victoria Escobar, Cintia Alegre, Joel Alegre, Nadia Alegre, Clara Alegre, Fabio Vallejos y Maximiliano Vallejos, sus integrantes, elevaron un público reconocimiento a todas las personas que, por una cuestión u otra, se encuentran involucradas en esta difícil cruzada contra un enemigo invisible pero feroz, llamado coronavirus.

Recalcaron que, dicho reconocimiento, no es solo “una obligación moral”, sino que, además, pretende ser “un elemento motivador” para incentivar “la profesionalidad del personal implicado en el abordaje de futuras crisis”, que puedan presentarse y que se traduce en “un beneficio para toda la sociedad”.

Esta familia, se encontraba cumpliendo el periodo de aislamiento en el Hotel “Gran Victoria” de la localidad de Pirané. Aseguraron que “cuesta estar 14 días lejos de tu casa, tus mascotas, pero a la vez nos permite concientizarnos para cuidarnos más y quedarnos en casa”. Y afirmaron que “Nos sentimos un ejemplo para la sociedad”.

En primer lugar, agradecieron a Dios y la Virgen rogando que “cuiden y guarden la salud de toda la humanidad”. En segundo término “a nuestro Sr. Gobernador, Dr. Gildo Insfrán, que desde el inicio de la pandemia tomo las precauciones necesarias para proteger a todos los Formoseños”, haciendo referencia a las acertadas medidas que siempre apuntaron a defender “la sanidad pública, la salud de todos y todas”.      

La gratitud se hizo extensiva a las autoridades provinciales, a los intendentes de las localidades de Palo Santo y Pirané, “por la preocupación y la atención para sus compueblanos” y “por la cortesía con los ingresantes que llegan”. A los referentes sanitarios y al personal de salud que trabajan día tras día, incansablemente, por el bienestar y la salud de la comunidad.

A los jefes y agentes policiales que “con respeto, compromiso y entrega a su profesión nos brindaron la mejor atención”. A los dueños del hotel y a su personal “por la excelente estadía. Un lugar cómodo, limpio y con los servicios de excelencia”.

Y en general “a todas las personas involucradas en la gestión de la crisis y la atención de pacientes, contactos estrechos y casos sospechosos de COVID 19”, quienes deben ser “reconocidas por tales actuaciones y debidamente compensadas “por la profesionalidad y la generosidad con la que actúan. Por su entrega, humanidad y solidaridad”.

“Muchas gracias de corazón”, reiteraron y parafrasearon la frase “La Gratitud en silencio no sirve”, haciendo alusión a lo dicho por Gladys Brown, en el marco del brote del virus del ébola (EVE) en España, en octubre del 2014.

Hicieron notar que, en los últimos días, tras el contagio imperó el caos, la incertidumbre y el desconcierto”. Y en tal contexto, intervinieron “muchos profesionales sanitarios y no sanitarios, tanto en los hospitales como en los centros de alojamientos, donde se diagnostican y atienden en primera instancia a los casos sospechosos que son trasladados para su tratamiento bajo un régimen de aislamiento”.

“El servicio de salud pública, lleva a cabo la vigilancia de los contactos y la elaboración de protocolos de actuación e informes de seguimientos, en muchos centros, a lo largo y ancho de la provincia, donde se atienden a numerosos casos sospechosos, muchos que finalmente son descartados y, la mayor atención que está puesta en los casos positivos detectables”, indicaron.

Como mensaje final, repasaron las recomendaciones básicas, difundidas por los profesionales de salud para evitar la transmisión y contagio del coronavirus “quédate en casa, mantené la distancia social, usá barbijo y lávate las manos”.

Al tiempo, hicieron mención a los preceptos adoptados por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID – 19 “No bajemos los brazos, más unidos que nunca, más firmes que nunca, en Formosa no se rinde nadie”, como guías que apuntan, desde comienzos de la pandemia, a superar la adversidad.