Manifiesto en defensa de la institucionalidad de la UNaF será enviado a Nación

Compartir

En el marco de la Asamblea Universitaria histórica realizada este domingo 29, el vicerrector de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), el ingeniero Vicente Sánchez, destacó la participación de representantes de todos los sectores de la comunidad universitaria, tanto consejeros, como consiliarios de los claustros docentes, no docentes, alumnos y graduados.

“Fue un gran número, más de 60 asambleístas, no un grupito como andan diciendo por ahí”, subrayó en declaraciones a AGENFOR.

Explicó que “estamos atravesando una situación muy grave en la Universidad”, por lo que “nos convocamos y hemos labrado un manifiesto que se enviará a todos los medios, las Universidades, la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), el Ministerio de Educación de la Nación y el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) por la infinidad de irregularidades que cometió el rector Augusto César Parmetler”.

Denunció que “hemos perdido la institucionalidad, estamos manejándonos prácticamente sin democracia, lo decide todo él, así es que es muy grave”, remarcando que “el deseo es recuperar la institucionalidad y, sobre todo, la seguridad física, que está en riesgo”.

“Todos vieron lo que ocurrió en las últimas elecciones de claustro docente, hemos sido empujados y han sido golpeados alumnos y docentes, el rector hace caso omiso”, repudió categórico.

Por su parte, el abogado Alejandro Ibars, vicedecano electo de la Facultad de Administración, Economía y Negocios (FAEN), dijo que acerca del manifiesto que “es para salir al cruce por las vías institucionales máximas que tiene la Universidad, como es la Asamblea, y llegar al rector, advertirle que la presencia masiva de los asambleístas hoy le está diciendo que tiene que parar con esta conducta arbitraria de gobernar la Universidad”.

En segundo lugar, “queremos llegar a la comunidad universitaria, a la sociedad formoseña, creemos que estas cuestiones ofrecen muchas confusiones de parte de quienes están interesados en confundir a la gente, y cree el sector que motoriza todas las barbaridades que comete el rector que hoy iba a producirse una especie de golpe de Estado, una actividad tendiente a ocasionar un golpe institucional”.

“Nos declaramos en estado de asamblea permanente, quiere decir que en cualquier momento puede adoptar decisiones que el Estatuto y la ley universitaria prevé, con las sanciones que correspondan”, expuso, enfatizando que “esto marca el camino de que en la UNaF no está todo perdido amén de las conductas arbitrarias del rector y lo instamos a que cese con las presentaciones judiciales y toda la intención de hacer sesiones extraordinarias cada 24 horas, eso no puede ser”.

Rifando el futuro

En representación del claustro docente, el licenciado Adrián Muracciole, se solidarizó con las y los docentes, estudiantes y egresados agredidos por la patota del rector Parmetler y sus funcionarios. “Todos conocemos las irregularidades que están cometiendo quienes intentan perpetuarse en el poder y no tienen ninguna otra misión y objetivo más que cometer todos los atropellos que puedan para lograr eso”.

No obstante, hizo notar que “la sociedad formoseña está mirando a toda la comunidad universitaria, a los que nos reunimos en el CPCEF tratando de ponerle freno al atropello y a lo que no compartimos que el autoritarismo, la arbitrariedad y todo lo que hoy lastimosamente están haciendo los que conducen la UNaF”.

Avanzó diciendo que “también la sociedad los está mirando a ellos, a sus prácticas y a cómo están rifando el futuro de miles y miles de jóvenes que sueñan con tener un título y confían en la Universidad pública para hacerlo”, al igual que a “quienes con su silencio cómplice están siendo un instrumento de la ambición del rector Parmetler”.

“Deben saber que somos hijos e hijas de la Universidad pública argentina y que con ella no pudo ni la dictadura militar, así que tampoco va a poder esta casta de violentos”, robusteció.

Aseveró que “como bien dice el manifiesto liminar, durante mucho tiempo la UNaF ha sido el refugio secular de los mediocres y nosotros hoy les decimos basta. Basta a la violencia, al autoritarismo, a pensar que la Universidad es un fin en sí mismo en la acumulación del poder. Pensemos en los estudiantes, la función académica, la extensión, la investigación, pero fundamentalmente en la función social que tiene de formar los jóvenes líderes del mañana y de comprometerse con la realidad provincial”.

A su turno, el consiliario docente, el licenciado Diego Ortiz, condenó las irregularidades que viene materializando la gestión de Parmetler, lo cual se agudizó con la reforma del régimen electoral que intentaran aprobar a fines del 2020. “Lo que primero fue una ‘picardía’ para mantenerse en el poder luego fue mucho más grave porque de repente incluyeron a un consiliario nuevo”, pidiendo dimensionar la gravedad de la situación, ya que dicha persona no fue electa y sin embargo “se sentó a sesionar con nosotros”.

“La cosa siguió porque somos 85 asambleístas y en el Zoom de la sesión virtual había más de 90, es decir que autorizaron el ingreso a personas que no tienen nada que ver –denunció-. Y el primer comunicado del rector Parmetler en medios pagados decían que una vez alcanzado el quórum el rector dio su informe”.

“Por eso vemos que está todo orquestado, no debemos ser ingenuos. Todo comenzó con la reforma del régimen electoral y así nació una nueva categoría que es la acefalía provocada. Este es un plan para dejar acéfala la conducción de nuestra Universidad”, alertó, apuntando que el Consejo Superior “sólo sesionó una vez en lo que va del año. Estamos en agosto. La mayoría de los consiliarios, 15 sobre 24, hemos pedido más de 15 veces sesionar para tratar los temas. Esto es muy grave porque no funcionan los órganos del Gobierno de la Universidad”.

Firmes en la lucha

En tanto, la actual decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, la licenciada Elisa Acosta, aludió a la suspensión de la carrera de Enfermería por los desaciertos de Parmetler como titular de la UNaF. “Hemos peleado y hablado mucho con este señor rector para que gestione todos los requerimientos que necesitábamos para acreditar la carrera y nos mintió en la cara”, reprobó, condenando que ante la sociedad “planteó que fuimos nosotros los que no procuramos para que siga habilitada”.

Al borde de las lágrimas, pero contundente aseguró que “con toda la fuerza del mundo voy a seguir apoyando esta lucha porque no es posible que Parmetler haga oídos sordos a nuestros reclamos. A nuestra Facultad no le dan importancia, nunca nos han apoyado. Con uñas y dientes voy a seguir luchando para que vuelva la carrera de Enfermería a la UNaF”.

Finalmente, el consejero contador Oscar Montenegro exigió el uso criterioso de los recursos de la UNaF, con un presupuesto de casi dos mil millones de pesos anuales y se preguntó qué se hace con ese dinero. “Se contratan trabajadores en condiciones precarias, no se atienden razones académicas que deben ser prioritarias, no se financian careras, no se llama a concurso”.

Consideró el profesional que “podemos tolerar perfiles, estilos y formas pero siempre compatibles con la legalidad, esto que está ocurriendo es totalmente incompatible, y se ve afectado el respeto por la ley, el Estatuto, por todos los integrantes de la comunidad universitaria”.

Recordó además que “quien ocupa el sillón del rector es representante de todos, que fue electo oportunamente para hacer otras cosas, no para lo que está haciendo”.

Al dirigirse a la Asamblea, los instó a no “claudicar hasta conseguir nuestros fines, salvar nuestra universidad y salvarla hasta que vuelva a tener el rumbo que debe, y que se merece el pueblo de Formosa”.