Compartir

A la vez participaron activamente de una charla de promoción de hábitos sanos para cuidar la salud y prevenir enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti.

Desde diferentes especialidades sanitarias, niños de la escuela primaria “John Kennedy” de Herradura, fueron beneficiarios de numerosas evaluaciones para constatar su estado de salud general y detectar a tiempo cualquier trastorno o factor de riesgo que pueda afectar el buen desarrollo y crecimiento.

La actividad fue llevada adelante a través del Programa Provincial de Libretas de Salud Escolar dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa y alcanzó a  los niños y niñas de los distintos ciclos de dicho nivel primario.

A los controles pediátricos, clínicos y odontológicos, se sumaron también chequeos auditivos y oftalmológicos; entretanto que fueron además concretados también exámenes de enfermería y aplicación de vacunas para las edades de los escolares de acuerdo a lo establecido por el calendario de vacunación vigente.

“Fueron hechas las mediciones de peso, talla y estatura correspondientes a antropometría, se registró la presión arterial y los exámenes que determinan la agudeza visual y auditiva de cada uno de los chicos. Y se completaron con revisaciones de la motricidad y controles pediátricos generales”, detallaron los médicos a cargo.

Asimismo, los vacunadores explicaron que fueron controlados los carnets de vacunas “y aplicadas todas las dosis que corresponden en cada edad; haciendo hincapié en las vacunas contenidas en la campaña de invierno para los niños que están en los grupos de riesgo, como también en la vacuna HPV para niñas y niños”.

En el transcurso de la jornada, los chicos fueron alcanzados con los variados y múltiples controles que indica la libreta de salud; y en los casos detectados con alguna patología, síntoma o factor de riesgo “fueron derivados para la atención específica al centro de salud de la localidad”, comentaron desde el equipo que trabajó en el lugar.

Charla

Por otra parte, la jornada de actualización de libretas escolares fue acompañada por una importante charla destinada a los estudiantes de todo el establecimiento desde la cual se promovieron múltiples prácticas y hábitos sanos que apuntan al cuidado de la salud y a la prevención de enfermedades.

El equipo recomendó una vez a los niños, padres y a toda la comunidad educativa “desarrollar diariamente hábitos saludables  como el consumo de alimentos sanos, el frecuente lavado de manos, tener al día los carnets de vacunas, evitar la acumulación de agua limpia en domicilios y alrededores para evitar criaderos de mosquitos”.