“Más del 70% de la provincia está siendo afectada seriamente por restricciones hídricas” afirman desde el INTA

Compartir

El desalentador panorama se basa en imágenes satelitales obtenidas en la última semana por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales

El ingeniero Federico Miranda, jefe de la Agencia de Extensión Rural Formosa del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) se refirió a la pronunciada sequía que afecta a la provincia, y señaló que la restricción hídrica afecta a más del 70% del territorio.

Al explicar la situación indicó que “En diciembre se registraron niveles muy bajos para el comportamiento de la vegetación como también para la pluviometría, son factores que se mezclaron, y lamentablemente este efecto negativo se acentuó muchísimo, más del 70% de la provincia está siendo afectada seriamente por las restricciones hídricas”.

En contacto con la Agencia de Noticias Formosa (Agenfor) que esta información se obtiene de “satélites que pasan constantemente orbitando la tierra, pasan por la Argentina, y ahí podemos evaluar sobre la humedad en el suelo. Lo hacemos cada ocho días, lo genera la CONA (Comisión Nacional de Actividades Espaciales), lo tomamos y hacemos la cartografía y estadística para nuestra zona”.

Lamentó Miranda que “Los números no son alentadores, teniendo en cuenta que no habrá precipitaciones. Por un lado tenemos  alta temperatura, baja humedad en suelo y por otro lado no hay una buena perspectiva de precipitaciones a mediano plazo, por lo cual  desde el punto de productivo representa una situación apremiante para todo productor, independientemente de la escala. Para la ecología una vulnerabilidad alta para el riesgo de incendios”.

Incendios

Dijo que las imágenes satelitales registran “fuegos que se dan de este a oeste y de norte a sur, en toda la provincia, más con los vientos de las últimas 72 horas, la ceniza viene viajando por muchos kilómetros, trayendo también inconvenientes para la salud humana”.

Precisó que esta situación “En cuanto a lo productivo restringe la capacidad de producción de pasturas y de poder sostener al rodeo, incrementa la necesidad de agua por parte del ganado y los cultivos”.

Dijo que por ello, “tocar el suelo en este momento está contraindicado porque no hay humedad, lo exponemos a una erosión y degradación. El cultivo agrícola en extensión está prácticamente parado, lo que se hizo con alguna de la humedad de noviembre está seriamente afectado, la situación es apremiante”.

Mapa

Miranda puso sobre la mesa un mapa que refleja la humedad del suelo del 9 al 15 de enero de este año comparando con lo que debería ser la humedad promedio de los últimos veinte años para esa misma fecha. “Nos da que esa diferencia hace que la situación sea muy complicada, según la escala la provincia se encuentra en una situación alarmante, porque en los últimos veinte años nunca se ha visto una situación similar” graficó.