Compartir

Con fumigaciones espaciales y trabajos de concientización se avanza la campaña contra el dengue, zika y chikungunya.

Este viernes continuaran los trabajos de prevención en el marco de la campaña contra el mosquito vector del dengue, chikungunya y zika, mediante intensos trabajos que se desplegarán en tres localidades del interior provincial.

El Ministerio de Desarrollo Humano provincial dio a conocer que un equipo de profesionales especializados recorrerá los pueblos dispuestos en el cronograma a lo largo de la mañana y tarde-noche para concretar tareas preventivas en espacios públicos y domicilios particulares, con recorridas por las calles de los distintos barrios. Para el éxito de la campaña se solicita la colaboración de los vecinos.

Se recorrerán las localidades de Ibarreta, Las Lomitas, Ingeniero Juárez, Los Chiriguanos, Clorinda y Laguna Blanca.

Con estas acciones, se busca profundizar el trabajo diario de eliminación del mosquito Aedes aegypti, vector de la enfermedad, en su fase adulta. Para ello, se utilizan elementos insecticidas que actúan en el ambiente y no presentan ningún tipo de toxicidad ni peligro para las personas, plantas o animales.

La cartera sanitaria local resaltó que la medida más importante de prevención es la eliminación en las casas de criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Estos recipientes deben ser eliminados.

Si no pueden eliminarse porque se usan permanentemente, debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

También es importante prevenir la picadura del mosquito: Colocando mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas; usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada 3 horas.

Así como usando mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre; utilizando espirales o tabletas repelentes en los domicilios; evitando arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua.