Compartir

La Reforma Judicial tiene media sanción

El Senado de la Nación aprobó en las primeras horas de este viernes el proyecto de Ley de “Organización y Competencia de la Justicia Federal”, iniciativa impulsada por el Gobierno Nacional y avalada en el recinto por el bloque oficialista del Frente de Todos y sus aliados. Ahora, deberá pasar por la Cámara Baja para su sanción definitiva.

El proyecto recibió una serie de modificaciones por parte de los representantes de las provincias durante su tratamiento en las comisiones, sin aportes de los senadores de Juntos por el Cambio, que eligieron rechazar de plano la reforma. La misma, recibió 40 votos a favor y 26, en contra.

Durante la sesión, que comenzó pasadas las 14 y se extendió por 10 horas, el senador por Formosa y presidente del bloque Frente de Todos, José Miguel Angel Mayans, denunció que “la credibilidad del Poder Judicial está seriamente afectada por el esquema de manipulación utilizado por el gobierno anterior, por lo que pasó con la Corte, por lo que ocurrió con el Consejo de la Magistratura, por la persecución a la oposición” y consideró que “el desafío que hoy tenemos es una justicia libre, independiente, que no esté sometida al poder económico, ni al poder político o al poder mediático”.

En este sentido, afirmó que desde el oficialismo se defienden los intereses del pueblo argentino y reseñó: “Había alguien que decía que la verdadera democracia es aquella en la que el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un sólo interés que es el del pueblo (…) hablamos de un sistema republicano, democrático y tiene que ver la concepción que tengan los tres poderes para la aplicación de las políticas públicas en defensa de los intereses del pueblo. Nosotros defendemos un solo interés, el del pueblo”.

En este marco, el senador formoseño lamentó que durante la gestión de Mauricio Macri se haya utilizado al Poder Judicial “para perseguir a la oposición”, aseguró que fue una estrategia “para hacer desaparecer a la oposición” y en este sentido, agregó que “la ministra de Justicia dijo claramente que ésta es la visión que tiene el gobierno para fortalecer la justicia, que no era un proyecto cerrado; pero antes de que el proyecto estuviera en el Senado ya la oposición se declaró en contra”.

“La oposición dice que quiere colaborar, pero la verdad no quiere colaborar en nada. Hablamos de moratoria, dicen que no. Hablamos de ampliación de presupuesto, dicen no. Hablamos de ley de alquileres, dicen no. Hablamos del Banco Nación para investigar qué pasó con los créditos, dicen no. Hablamos del Banco Central, donde estuvo la verdadera farra y la verdadera joda, dicen no”, subrayó el senador Mayans.

Amenazas de Golpe de Estado

En tal sentido, el legislador apuntó: “Ahora, escuchamos a Patricia Bullrich, presidenta del PRO, y también a Sanz, que dicen ya estar listos para volver al gobierno, después de haber hecho un desastre, luego viene la amenaza, y yo no creo en las casualidades. La amenaza es que si no hacemos lo que ellos dicen, viene el Golpe de Estado”.

Sobre el final, el senador aseguró que la oposición “está preocupada por las elecciones que viene” y consideró que “todo empezó cuando vieron que el Presidente estaba midiendo una barbaridad en las encuestas. No están preocupados por el pueblo argentino. Les preocupa ver si pueden sacar un voto más o si pueden mantener las bancas”.

Por su parte, la senadora por Mendoza y vicepresidenta del bloque Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, manifestó que el proyecto es oportuno para el fortalecimiento del Poder Judicial del sistema federal. “Es una de las herramientas de transparencia y de fortalecimiento, siempre es importante el fortalecimiento de nuestras instituciones y de la democracia”.

Argumentó además que en esta reforma, se impusieron tres audiencias por semana para fortalecer los juicios para víctimas de delitos de lesa humanidad, … en esta reforma, se impusieron tres audiencias por semana para fortalecer los juicios para víctimas de delitos de lesa humanidad, la cual “lleva un retraso de 43 años”, afirmó.

“Es nuestro deber como legisladores dar respuesta a nuestros ciudadanos cuando volvemos a las provincias. Creo que para la oposición nunca va a haber oportunidad para tratar algo que tenga que ver con reformar el Poder Judicial, porque son adictos al status-quo de la Argentina y se benefician y trabajan para ese sector” remarcó, y finalmente señaló que la oposición “intenta confundir a la sociedad para que nada cambie, porque ese es su verdadero negocio; el peronismo fue votado para cambiar las cosas. Y no digan que el servicio de justicia no está en la agenda de la población argentina porque es mentira”.

Otra de las oradoras, María de los Angeles Sacnún representante de la provincia de Santa Fe y presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales, avaló el voto popular de los argentinos y argentinas que eligieron a Alberto Fernández como conductor del país y, en este sentido que, “la sociedad conocía perfectamente la intención del actual Presidente de la Nación de iniciar, con una serie de leyes, una verdadera reforma que otorgue tutela judicial, respeto por las garantías constitucionales, y, fundamentalmente, independencia a los jueces y juezas del Poder Judicial de la Nación”.

Criticó la actitud “cerrada” de la oposición, y lamentó que no hayan pretendido generar ninguna transformación o cambio del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo Nacional, ya que “este no era un proyecto cerrado, era un proyecto que venía para ser debatido en el poder más democrático de los tres poderes del Estado, que es ni más ni menos que el Poder Legislativo de la Nación”.

Al hacer uso de la palabra, el Presidente de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, Oscar Parrilli, reprendió que “la gran mayoría de los senadores de Cambiemos quiere la impunidad de Macri en todas las causas que tiene. Es la teoría del espejo invertido, nos acusan a nosotros de lo que ellos hacen, ellos están buscando la impunidad de Macri, de Majdalani, de Arribas, de Iguacel, de todos los que están siendo procesados y por eso no quieren el proyecto de reforma”.

“Todas estas normas que están en el proyecto son en defensa de la independencia del Poder Judicial y hemos logrado el objetivo porque este tema está instalado en la sociedad”, aseguró Parrilli.

 Jorge Taiana, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores y Culto, se refirió al tono “despectivo” que prevaleció por parte de la oposición durante el tratamiento del proyecto de ley, “Estoy sorprendido porque he escuchado de destacadas figuras de la oposición un conjunto de descalificaciones, agravios hacia la presidenta del Cuerpo y hacia el Presidente de la República, la verdad que yo no esperaba que ese fuera el tono que prevalecería en el Senado”. 

Fue generalizado el “pedido de memoria” por parte de los legisladores que enumeraron constantes atropellos a la democracia durante la gestión del expresidente Mauricio Macri, “Desde los primeros días del gobierno de Cambiemos, han realizado muchos cambios de facto en la Justicia, para llevar adelante una justicia a su medida. Hicieron esos cambios, violando toda norma constitucional: Quisieron designar dos miembros de la Corte Suprema por DNU; inconstitucional, suspendieron el Código Acusatorio, eso que la oposición tanto hoy defiende, también por DNU; inconstitucional, le quitaron autarquía financiera a la Procuración, eso que hoy tanto defienden, también lo hicieron por DNU: inconstitucional”, indicó Ana Almirón, presidenta de la comisión de Legislación General.

También se destacó que la reforma tendrá perspectiva de género. Fue María Eugenia Duré, vicepresidenta de la comisión de Población y Desarrollo Humano, quien defendió la “clara ampliación de derechos” que contiene el proyecto; “Desde hace muchos años, estamos trabajando para que esta justicia tenga una perspectiva de género, porque en tiempos de violencia hacia las mujeres, hacia las diversidades, hacia el género, hablar de una justicia nos lleva, no sólo a trabajar, sino a repensar la justicia en nuestro país”.