Mayans: “Desde la oposición utilizan chicanas en medio de una emergencia como la de Corrientes”

Compartir

El jefe del bloque de senadores y senadoras nacionales del Frente de Todos, José Mayans, fustigó a la oposición radical-macrista por utilizar “chicanas” para tener repercusión en las redes sociales, mientras transcurre una crisis como la originada en la provincia de Corrientes por los incendios rurales.

“Creo que los tiempos no reclaman ni la chicana ni el show”, disparó Mayans al salir al cruce de la actitud asumida por distintos representantes de la oposición frente al ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié. El funcionario había concurrido a la comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Senado para informar sobre lo actuado por su Cartera en ayuda a la provincia mesopotámica para combatir los incendios que llevan varias semanas.

El legislador formoseño señaló que la situación en la provincia del norte es “grave” y demanda una actitud seria de toda la dirigencia. “Necesitamos una estrategia que esté por encima de todas las chicanas, para cuidar el medio ambiente, el aire, el agua, el uso de la tierra, el esquema de la producción y el consumo”. Y recordó que ya el Papa Francisco se manifestó al respecto en su encíclica Laudatto Si, de 2015.

Molesto por la actitud de algunos de los opositores, que hasta no se privaron de elevar la voz y proferir imputaciones al ministro y al gobierno nacional, Mayans sostuvo: “Vamos a trabajar con seriedad, dando el debate, aunque haya otros que lo tomen para la jarana y vengan a chicanear al ministro para ver si sacan una foto y hacen un tuit. Eso, Twitter y Facebook, para ellos, es lo más importante, después de haber reventado la economía nacional”, remarcó.

“Yo también puedo venir con chicanas baratas, como decir a los gritos: ‘Dónde estaba el gobernador de Corrientes, mientras la provincia se quemaba’”, indicó en referencia a la versión difundida de que el mandatario correntino, el radical Gustavo Valdés, estaba de vacaciones en el Uruguay, al inicio del siniestro. “Podría decir que el gobernador estaba de vacaciones en Punta del Este, en short de baño, mientras la provincia se incendiaba, pero sería una vergüenza si yo dijera eso”, reflexionó.

De esa manera, marcó las diferencias entre la actitud de la oposición y el oficialismo. “Imaginensé, si se hubieran incendiado campos en Formosa, ¿de quién sería la culpa?. Primero, de Gildo”, remarcó de modo retórico. Algo similar habría ocurrido -según entendió- si en El Chaco hubiera pasado una situación parecida. “’Capitanich no pensó en El Impenetrable’, dirían, pero como este es el gobernador de Corrientes (por Valdés), no dicen nada”, replicó.

Así, se refirió a la protección y complicidad de importantes medios de comunicación con que cuenta la oposición. El senador por el peronismo formoseño apuntó: “Pasa lo mismo con la cobertura mediática que tienen por la deuda, por el Banco Central, por las violaciones de los derechos humanos, para la manipulación de la justicia, por eso estamos así”, sentenció.

“No dijeron: ‘¡Qué vergüenza! Dejaron una deuda de 322 mil millones de dólares más 100 mil millones de intereses. No hay sistema que aguante ni ecología que aguante, con eso”, advirtió el jefe de la bancada oficialista de la Cámara Alta, al desentrañar la estrategia comunicacional opositora.

Insistió en que, durante la gestión macrista, sólo por intereses de Lelics se pagaban mil millones de dólares al mes. “Quemaban sesenta hospitales de alta complejidad por mes, los Sturzenegger y compañía, y estos muchachos de la oposición los alababan y decían que ese era el camino”, recordó. ”Y ahora, la gran victoria fue negarle el Presupuesto al país, que no sólo afectó lo referido a la ecología, y preguntan qué pasa que no tiene presupuesto”, destacó.

Lo mismo ocurrió con la emergencia sanitaria, reseñó el senador. Rememoró que desde la coalición de Juntos por el Cambio “no votaron la vacuna (contra el Covid-19) y después preguntaban dónde estaban las vacunas. Acá hay vacunas porque nosotros votamos por las vacunas. Ellos votaron en contra la mayoría de los artículos y se rasgaban las vestiduras”, bramó el formoseño.

En otro momento de su intervención, Mayans recordó que el general Juan Domingo Perón, fundador del Justicialismo, ya a principios de la década del ‘70 planteaba que “los problemas del año 2000 serían las materias primas, la comida y el deterioro por la polución ambiental”.

E insistió en que el tema Corrientes como la cuestión ambiental en general no son asuntos para “tratarlos a la ligera”. “Tiene que haber una estrategia nacional y una estrategia con los países del Mercosur”, para abordar la cuestión del calentamiento global y sus efectos, opinó.

Varios de los opositores habían atacado al ministro Cabandié y le achacaron una supuesta e infundada inacción ante la crisis de Corrientes, pese a que el funcionario había respondido con datos precisos la totalidad de las preguntas formuladas en el encuentro que se extendió por casi cinco horas.

“Si se muere un persona en terapia intensiva en Formosa, la culpa la tiene Gildo. Si se muere otra en Tucumán, la culpa la tiene el gobernador de Tucumán. Si se muere toda la fauna de Corrientes, la culpa la tiene Cabandié, es espectacular lo que dicen”, ironizó Mayans, al rechazar las argucias discursivas opositoras. Al mismo tiempo, replicó: “Para la oposición, el gobernador de Corrientes, que hace un año sabía de la situación y no hizo nada, no tiene nada que ver. No hizo ninguna reunión de emergencia, no preparó a la gente, no hizo nada, y él no tiene nada que ver porque es el gobernador de Corrientes”, dijo al desenmascarar las sinuosas argumentaciones en que enredan opositoras y opositores.