Compartir

El senador nacional y recientemente elegido presidente del bloque del Frente de Todos en el Congreso, José Mayans, reflexionó acerca del lugar que le toca ocupar y los desafíos de cara al próximo año de legislación con un nuevo Poder Ejecutivo.

“Hay un reconocimiento hacia el peronismo formoseño y el gobierno también por el hecho de que fue un gobierno que llevó adelante un programa que trabaja para el bien humano y la respuesta de la gente ha sido muy importante y hacia las provincias fundamentalmente que demostraron, como Santiago del Estero, Formosa, Misiones”, sostuvo.

Y agregó: “Para mí fue un honor y obvio que no es una declaración que lo hago en forma personal porque en realidad es un reconocimiento a la acción también del peronismo formoseño”.

También se refirió al rol del gobernador Insfrán en la unidad del campo nacional y popular y dijo que “trabajó mucho” por esto.

“Había algunas personas que decían con cualquiera menos con tal persona y como nosotros tenemos el concepto de la unidad para llevar adelante cualquier gestión de gobierno y dijimos se va a trabajar todos juntos”, indicó.

Respecto a la tarea que deberá llevar adelante dijo que es muy importante “por el hecho de poder llevar adelante la gestión del Estado”.

“Lo más importante de todo esto es que hay un respaldo parlamentario muy fuerte al nuevo gobierno tanto de diputados como de senadores como para que puedan tener las herramientas legales que necesitan para llevar adelante la gestión”, aseguró.

Y recordó que lo próximo relevante a tratarse será el presupuesto, que “es complejo por la situación que estamos heredando”.

“Hay cosas que no se pueden definir hasta que no esté en funciones, porque por ejemplo un tema preocupante es el del banco central tenemos allí las leliqs, una base monetaria que da un porcentaje de interés altísimo”, explicó.

Y siguió: “El otro problema es el de la deuda, el vencimiento hasta mayo son 32 mil millones de dólares y hasta diciembre 56 mil millones de dólares, una plata que Argentina no tiene, debe abrirse un proceso de refinanciación, de reprogramación y también en el caso del banco central ver cómo se va a calzar esos títulos que estaban allí para que podamos empezar con una economía normalizada así que la situación es desastrosa”.

Por otro lado, dio un panorama de la próxima agenda en la Cámara alta. Se tratará “todo lo que sea respaldo legal al programa de gobierno del presidente”.

“Tengo entendido que hay un consejo de seguridad que también viene, aparte de eso tenemos el tema del movimiento de tropas que hay que tener la planificación y aprobación completa del próximo año y los acuerdos de las fuerzas armadas, cuerpo diplomático y también algún tema judicial pendiente”, enumeró.

Y a partir de la asunción del nuevo gobierno, se verá cuáles son los temas que prioriza el poder ejecutivo. También resaltó que hay un programa de lucha contra el hambre, que va a tener carácter federal.

“Y la preocupación que tenemos todos es lo que le queda al gobierno. Hay cosas que hay que remitir a la justicia porque es un endeudamiento brutal sin autorización del Congreso”, argumentó.

Y sentenció: “Nosotros tenemos un camino que queremos seguir que es de independencia económica de nuestro país, tenemos soberanía política y por supuesto la justicia social”.