Mayans reclamó a la oposición que “deje de mentir” sobre la deuda y le pidió miren los datos oficiales

Compartir

El jefe del bloque de senadores y senadoras nacionales del Frente de Todos (FdT), José Mayans, reclamó hoy, a la oposición parlamentaria, que deje “de mentir” sobre el endeudamiento público y pidió que se atengan a los datos oficiales.

“El problema de la oposición es que no se informan. Estudian a Macri”, ironizó Mayans, tras reclamar seriedad a los legisladores de Juntos por el Cambio (JxC) cuando se refieran al rumbo de la economía y sentenció: “Dejen de mentir”.

El jefe de la bancada oficialista formuló esas afirmaciones al cierre de la sesión de hoy de la Cámara Alta, en la que el jefe de Gabinete, Juan Manzur, dio su informe de gestión ante el Congreso, tal como manda la Constitución Nacional.

 El senador peronista opinó que “el informe del Jefe de Gabinete ha sido impecable” y felicitó al funcionario “por su temple” ante las afirmaciones sin fundamentos y agresiones sin sentido protagonizadas por algunos miembros de la oposición. “El trabajo de ellos (por los opositores) es descalificarlo, denostarlo”, completó.

A la vez, desafió al senador radical Alfredo Cornejo a analizar en forma pública los números de la deuda externa a los fines de esclarecer la realidad sobre el endeudamiento y las políticas aplicadas en los últimos veinte años.

También, chicaneó a los radicales y macristas a escuchar las declaraciones del exministro de Economía Nicolás Dujovne acerca del nivel de desendeudamiento que tenía la Argentina tras el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.  

Además, recordó que cuando se cayó el gobierno del radical Fernando de la Rúa, “catorce provincias fueron declaradas inviables”, por los economistas liberales, y esos estados “quedaron en manos de la usura”.

En cambio, con la llegada de Néstor Kirchner, se modificó el paradigma y se ingresó en la senda de “la reparación histórica y de la integración”, aseguró.

Tras indicar que el gobierno de De la Rúa cayó por “su incapacidad e inoperancia”, señaló que con la administración de Kirchner se pasó “de una desocupación del 26 por ciento a una del 5,6 por ciento y se alcanzó un PBI de 620 mil millones dólares”.

“El ex ministro de Economía de Macri (por Dujovne) los llamaría mentirosos a los dos senadores que hablaron antes”, insistió Mayans y recordó que al gobierno del FdT le tocó “renegociar la deuda externa” que dejó el macrismo. “Nunca un gobierno endeudó tanto al país: Cien mil millones de dólares más una base monetaria en el Banco Central”, remarcó.

Para luego explicar: “El indicador por excelencia de una economía es el trabajo”; y que, con la recuperación económica, tras la pandemia, la Argentina bajó la desocupación “al siete por ciento”, indicó.

“Al Fondo de Garantía de Sustentabilidad, Macri lo hizo pelota. Se comieron, en cuatro años, más de 30 mil millones dólares del FGS. Pero, hoy, el FGS está en 51 mil millones de dólares. Se está recuperando en más de 20 mil millones de dólares. Estos datos son reales y están publicados”, desafió. “Tenemos una administración ejemplar de la ANSeS; todo lo contrario de la que estaba antes en su gobierno”, disparó.

Luego, reseñó que este año, la administración de Alberto Fernández tuvo que “pagar 500 mil millones de pesos de la deuda que dejaron los irresponsables que estuvieron del gobierno anterior”, que además heredaron “una inflación del 54 por ciento”.

 En otro orden de cosas, Mayans consideró “despreciables” las declaraciones del ministro de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz, difundidas ayer, en las que se pronunció en contra del histórico precepto peronista “donde hay una necesidad, hay un derecho”.

 “Un hombre de la Corte dice que no está de acuerdo con la idea de que ‘donde hay una necesidad hay un derecho’. Un verdadero desprecio a la dignidad de las personas”, se quejó. Y agregó: “Se ve que él come todos los días, que tiene la panza llena y disfruta de privilegios. Despreciables las declaraciones de ese tenor por parte de un hombre de Corte. Le falta el respeto al pueblo argentino”, sentenció.