Compartir

El senador nacional por Formosa José Mayans se refirió a la sesión especial en el Congreso donde los legisladores se pronunciaron en contra del golpe de Estado en Bolivia y argumentó la posición que tuvieron desde el campo nacional y popular.

“Estamos conmocionados por el hecho de que tenemos tratados internacionales que están vigentes, los tratados que tienen la aprobación de dos tercios del parlamento o sea que son leyes fundamentales de la Nación que tienen rasgo constitucional por lo tanto de cumplimiento obligatorio por parte del presidente de la nación y de todos nosotros y la reciprocidad se da en todas partes”, explicó.

Y siguió: “Obvio que hay conmoción en Bolivia porque sus autoridades legalmente constituidas están en el exilio como producto de la amenaza que han recibido por parte de las fuerzas armadas que tienen respaldo abierto de la embajada americana en Bolivia”.

En ese sentido, aseguró que Estados Unidos nunca estuvo de acuerdo con la integración Latinoamericana, porque “lo ve como una especie de competencia a su economía” y opera mejor en los países en forma disociada, “sobre todo por los manejos de los recursos naturales de los distintos países”.

“Hay que tener en cuenta que el Mercosur es un mercado de más de 300 millones de habitantes y aparte con reglas que han sido muy claras con respecto al tema de la reciprocidad de la seguridad en la defensa, el tránsito de personas, de mercaderías que sigue vigente “, resaltó.

Y recordó que fue representante de Argentina, durante ocho años, con otros senadores ad honorem, para trabajar en el proceso de integración, “fundamentalmente porque entendemos que somos pueblos hermanos”.

“No hay que olvidar que Perón fue el primero que inicia este proceso de integración, diez años antes que la comunidad económica europea, que fue la visión que tuvo Bolívar, San Martin. El proceso de integración es muy sencillo, Perón decía nosotros queremos el mismo grado de justicia social en los países vecinos para nuestros hermanos y tanto Chile como Bolivia fueron los países asociados al Mercosur”, manifestó.

Y sostuvo que cuando hay una “conmoción como en Bolivia” se debe llamar a reunión del Consejo del Mercado Común, integrado por los presidentes y cancilleres para tratar el tema.

“No que está hablando el presidente de EEUU y la Unión Europea y la base de la integración de la UNASUR que fue el Mercosur y los países del pacto andino, obviamente que  tienen un pronunciamiento que en este momento están dependiendo de lo que dice la embajada americana”, expresó.

Por otro lado, rescató la importancia del quórum que dio la UCR en la sesión especial, ya que el PRO se negó a entrar al recinto y los dirigentes radicales lo hicieron “porque tienen una tradición respecto al tema de la defensa de la democracia respecto a Alfonsín”.

“La UCR tuvo un gesto muy importante, la tensión fue porque hubo un desacuerdo en el texto que yo hubiese pulido el texto para atender el gesto que tuvo la UCR y contra el enojo del PRO que entendía como un desafío por parte de la UCR por la postura que había tomado el canciller por el tema de Bolivia”, indicó Mayans.

Y aclaró: “La gente del PRO no estaba de acuerdo con la palabra golpe porque obviamente eso pone en funcionamiento los mecanismo de lo que yo estaba hablando que hace al tema del derecho internacional. Acá hay una falencia por parte de tanto la cancillería argentina como de los países que están faltando al tema del tratado, porque no están dadas las garantías constitucionales para el pueblo boliviano”.

Por último, habló de la promulgación de la fórmula ganadora y lo calificó como “un acto muy emocionante fundamentalmente por todo lo que ha pasado este tiempo”.

“Es un regreso que implica un alto compromiso con el pueblo argentino, casi 13 millones de votos que reflejan la esperanza que tiene Argentina en un cambio de política de estados que construya justicia social para nuestra Patria”, dijo el legislador.

Y finalizó: “El camino es muy difícil, como consecuencia de las políticas públicas aplicadas por Macri, del endeudamiento que tuvo. Aparte de eso según ellos tuvieron el respaldo de la comunidad  internacional pero acá el tema es el respaldo del pueblo argentino, porque Macri se pasó hablando de su relación internacional y nuestro gobierno siempre tuvo buena relación internacional nada más que desde la mirada de la soberanía política, cosa que Macri perdió”.