Compartir

«Un emotivo homenaje a un heroico soldado formoseño Hermindo Luna, conscripto caído en 1975» es el título de la nota periodística que publicó BAE Negocios para reflejar el sentido reconocimiento que realizara la semana pasada el gobernador Gildo Insfrán al inaugurar e imponerle el nombre del héroe del 5 de octubre de 1975 a una plazoleta en su pueblo natal Lamadrid.

El artículo del reconocido medio porteño señala: «Un emotivo homenaje al heroico soldado Hermindo Luna, aquel criollo de 21 años nacido y criado en el campo formoseño, abatido por guerrilleros que atacaron el Regimiento de Infantería 29 un 5 de octubre de 1975 y que es recordado por su vibrante «Acá no se rinde nadie», fue realizado en su pueblo natal, Lamadrid».

«Hasta este paraje distante a unos 430 kilómetros al noroeste de la ciudad capital de Formosa viajó el gobernador de la provincia norteña, Gildo Insfrán, para inaugurar una plazoleta a la que le impuso el nombre de «Soldado Hermindo Luna», en una ceremonia a la que asistieron numerosos hermanos y familiares del extinto joven que reaccionó ante quienes atacaron la unidad en la que cumplía con el servicio militar», se destacó.

En ese sentido, se resalta que «el mandatario comentó a los pobladores lugareños que Hermindo Luna nació el 10 de julio de 1954 en épocas en que el rio Pilcomayo todavía estaba encauzado en la zona y menciono que por entonces Lamadrid no contaba con oficina de Registro Civil».

«Como dato anecdótico y singular reveló que esa fue la razón por la que se lo registró en una comunidad cercana, la de Bajo Hondo, pero casi tres meses después, casualmente un día 5 de octubre, fecha coincidente, pero de 1975 en la que perdió la vida», se subrayó, remarcándose que el primer mandatario formoseño «dijo que ese hecho debe ser motivo para consolidar la hermandad entre los formoseños «y hoy cuando asistimos a esa puja por las políticas que se dan en el país, no se nos tiene que pasar ni por un instante por la mente que la solución sea el camino de la violencia».

«Por eso le venimos a rendir este homenaje a Hermindo Luna, sincero y sin especulación de ninguna naturaleza; a sus familiares y fundamentalmente a todos quienes fueron sus compañeros que ese día perdieran la vida por defender lo que juraron hacer, por lo que no dudamos en manifestar que Hermindo Luna vive entre nosotros», manifestó el gobernador Insfrán.