Mes de la Inclusión: Elías, un ejemplo de constancia y superación

Compartir

La vida de Elías Fernando Pereyra se caracteriza por la perseverancia y resiliencia, la fuerza de voluntad y de superación, que hicieron que pueda alcanzar sus objetivos, romper las barreras adversas que la vida le desafió y ejercer su profesión, contador público, de manera eficiente.

“Nací en la ciudad de Formosa, el día 16 de febrero de 1979, desde el momento de mi nacimiento, he tenido problemas de salud, tuve una falta de oxígeno en el cerebro, y con los tendones de las piernas no bien desarrollados”, contó.

Y siguió: “Mis padres, sobre todo mi mamá, me cuenta que los médicos le daban pocas esperanzas de que yo viva con normalidad y que iba a quedar en estado vegetativo por el resto de mi vida”.

Sin embargo, ellos no bajaron los brazos y gracias a eso “salí adelante”, ya que lo enviaban a terapias ocupacionales en el Hospital de la Madre y el Niño para ejercitar la mente, donde, recuerda Elías, trabajaba con juegos didácticos, plastilinas, rompecabezas.

El hombre inició su trayectoria escolar en la Escuela Especial N° 1, continuando sus estudios primarios en la Escuela Provincial de Educación Primaria (E.P.E.P.) N° 399 “Prefectura Naval Argentina”, seguidamente en el Colegio Don Bosco y finalizando su carrera profesional en la Facultad de Administración, Economía y Negocios (FAEN) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF). Actualmente, se encuentra trabajando en la Subsecretaría de Gestión Pública de la provincia.

 “En el año 2005 la enfermedad me vuelve a pasar factura, me diagnostican insuficiencia renal crónica, teniendo que realizar tratamiento de diálisis durante casi 5 años, hasta que en 2010 he sido trasplantado de riñón y al año siguiente, retomé la carrera de Contador Público, finalizándola en diciembre de 2019”, comentó.

Recordando la dedicación y profesionalismo recibido por el servicio de salud provincial, Elías, realizó su agradecimiento al decir, “me gustaría hacer una mención especial a dos personas que ya no están entre nosotros, y fueron fundamentales para mi recuperación, los doctores Adolfo Lippman y Modesto Lionetto como así también, al equipo de Trasplante renal del Hospital de Alta Complejidad en donde he conocido gente muy buena, muy buenos /as compañeros/as”.

El Estado provincial, constantemente a través de diversas políticas públicas, promueve el acceso equitativo de niñas niños, adolescentes y adultos en los distintos servicios que ofrece para que puedan desarrollar sus potenciales. Justicia social expresada en una educación humana, inclusiva y de participación plena en la sociedad.