Miers destacó la labor del Trabajador Social en la educación, durante la pandemia y en el marco del Modelo Formoseño

Compartir

Todos los 10 de diciembre se conmemora el Día del Trabajador Social, una profesión de suma relevancia en todos sus contextos, pero con un sentido especial en materia educativa y más durante la pandemia del COVID-19.

Al respecto, Gustavo Miers, trabajador incansable de esta profesión e integrante del equipo técnico de la Modalidad de Educación Especial del Ministerio de Cultura y Educación (MCyE), dialogó con AGENFOR y destacó que el rol fundamental que cumplieron en este contexto sanitario, fue el de ser “fomentadores de la responsabilidad individual y social en la campaña masiva de vacunación”.

En este sentido, sostuvo: “Nuestra provincia tuvo y tiene la mejor planificación sanitaria con los mejores índices en esta lucha y con empatía, solidaridad y con el compromiso firme de acompañar en el cuidado de la salud y la vida se encuentran las Trabajadoras y los Trabajador Sociales”.

Además, señaló y destacó que las instituciones educativas abrieron sus puertas y se convirtieron en centros vacunatorios, siendo ellos (trabajadores sociales) en varias oportunidades el nexo transcendental entre la escuela y la familia.

Esta ardua tarea que desarrollaron en todos los establecimientos educativos de la provincia, fue en el marco de una política de Gobierno que se ocupó y preocupó por mantener firme el proceso de enseñanza y aprendizaje. “Todos los que conformamos el sistema educativo provincial, junto a un Estado presente, hemos trabajado para reafirmar el compromiso de lograr una verdadera inclusión social y garantizar la calidad educativa”, esbozó con satisfacción Miers.

En este sentido, afirmó: “Hoy, en nuestras escuelas tenemos un escenario  totalmente diferente y es gracias al alto porcentaje de comprovincianos inmunizados con segundas y hasta tercera dosis”.

Subrayó que la finalización presencial del ciclo lectivo 2021 es el resultado de un trabajo en equipo. “Esta realidad es el fruto de la importancia de la organización de un Estado presente que le otorga relevancia a cada arista educativa, y en este caso en especial, a lo relacionado con materia de discapacidad e inclusión”.

Con contundencia, aseveró: “Nosotros, los trabajadores sociales, debemos destacar y agradecer poder desenvolvernos en un sistema educativo que tiene como base el Modelo Formoseño, en donde los criterios fundamentales son la búsqueda de la equidad y la justicia social”.

Para finalizar, añadió: “Este Modelo tiene un ideólogo, un gran conductor que es el gobernador, el doctor Gildo Insfrán, quién cada día nos enseña que unidos, organizados y solidarios no existen obstáculos que el pueblo formoseño no pueda superar”.