Compartir

El recorte de planes o programas sanitarios por parte de nación, que implica la no remisión de remedios, sobre todo los más costosos y los oncológicos, leche, vacunas e insumos, hizo que la provincia los contrarreste activando un comando de salud con presupuesto local para suplir esos faltantes.

Quien lo explico fue la subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales de 1° y 2° Nivel, Cristina Mirassou, aludiendo a la estrategia local para contrarrestar los “ajustazos de planes y programa de salud a nivel nacional, un área tan sensible que fue incluida dentro de las variables de los recortes”. Dijo que “hace dos años la provincia tomo la decisión de tomar el comando en uno de los temas más sensibles que es el de medicamentos y que es uno de los que más se resintió”.

Aludió a la creación de una Unidad de Compras e Insumos Hospitalarios, que “genero un gran respaldo y tranquilidad para poder trabajar. Se viene comprando todo lo que se requiere, no existen restricciones, sobre todo lo que cubra las demandas de centros de salud y hospitales de menor complejidad, expandiéndose luego a los más complejos, los de tipo oncológicos”.

Incluso advirtió que “Nación va dejando de comprar medicamentos específicos y los de alto costo, toda la gama de maternidad e infancia como partogamma para las embarazadas y otros remedios que tienen que ver con la prematurez de los chicos. Todo esto y mucho más fueron absorbidos por la provincia con recursos propios, o sea que si no existen faltantes es a partir de una decisión política en este sentido que tomo el señor gobernador”. 

Contrasto que “es una clara diferencia con otras provincias que están sufriendo faltantes. Yo hace poco estuvo en una reunión nacional y varias provincias la están pasando muy mal porque no pueden responder a demandas y deben cortar tratamientos a partir de un estado nacional que sin previo aviso deja de enviarlos y se encuentran sin una estructura como la nuestra que permite una compra rápida”, afirmando que “lo mismo sucede con los insumos hospitalarios, que tienen mucho que ver con las infecciones intra-hospitalarias”.