Mirassou destacó al sistema sanitario provincial: “Evidencia la solidez del Modelo Formoseño”

Compartir

La doctora Cristina Mirassou, subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales de 1° y 2° Nivel, elogió al sistema de salud pública que fue puesto a prueba durante la pandemia del COVID-19, el cual respondió muy satisfactoriamente merced al trabajo sin pausas de los trabajadores, junto al compromiso de la comunidad organizada formoseña.

“El sistema de salud provincial estuvo totalmente a la altura”, subrayó en diálogo con AGENFOR.

Resaltó que “a ningún formoseño le faltó nada, ni una cama de terapia, ni un respirador, ni un tratamiento con suero equino, además de que toda la medicación estaba avalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de la Nación. El enfoque de atención a los pacientes fue integral”.

“Y eso puso en evidencia la solidez del Modelo Formoseño en salud, con los hospitales de complejidad con los nosocomios del primer y segundo nivel porque cada uno cumplió su rol”, enfatizó.

A su vez, respecto de la campaña de vacunación contra el coronavirus, realzó que “Formosa superó la media nacional y esto pone en valor la capacidad de todo el sistema de salud y la conducción del gobernador Gildo Insfrán, quien se puso al frente de esta herramienta de oro para combatir la pandemia”.

“En vacunación con primera dosis, la Nación alcanzó el 80% de cobertura y la provincia el 84,3% para toda la población. Y en segunda dosis, la cifra nacional está en 62%, mientras que Formosa posee el 67,7%”, puntualizó.

En cuanto a adolescentes de 12 a 17 años, en primer componente la Nación tiene 70% y la provincia 88% y en segundo componente, los porcentajes son 30% a 51%.

“Y en terceras dosis llevamos aplicadas 57.098”, agregó la especialista.

Cobertura

En ese sentido, señaló que “estos índices de cobertura nos dan tranquilidad, teniendo en cuenta que la variante Delta está en un 90% ocupando los datos que manejan en el Ministerio de Salud de la Nación sobre el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)”.

“Esto ya es una realidad, pero no un fantasma por precisamente la protección alcanzada por la vacuna”, aseveró la funcionaria.

Expuso que “es un hecho que la variante Delta ha ocupado el lugar de la Manaos en la Argentina, pero lo ha hecho en un momento donde hay un alto índice de vacunación, por lo tanto no ha producido los estragos que ocurrieron en otros países”.

Y recalcó que “las vacunas no impiden el contagio, de ninguna variante, lo que sí evita es que se desarrolle la forma moderada-grave de la enfermedad que requiere hospitalización, terapia y hay riesgo de defunción”.

Por ello, finalmente, pidió seguir cumpliendo las medidas sanitarias y manteniendo los cuidados personales, como el uso del barbijo, el uso del alcohol en gel, el lavado de manos y el distanciamiento social.