Compartir

En el marco del “Día internacional de  acción por la Salud de la Mujer” la subsecretaria  de Gestión de Establecimientos Asistenciales de 1° y 2°, Cristina Mirassou , remarcó  la importancia de  las políticas  públicas llevadas adelante en Formosa  a fin de disminuir la morbilidad y la mortalidad de las mujeres.

Remarcó que  el 28 de mayo fue instituido  en el año 1987 como  Día internacional de acción por la Salud de la Mujer cuyo objetivo primordial es el trabajo para disminuir la morbilidad y la mortalidad de las mujeres.

En ese sentido hizo hincapié  que a través de diferentes estrategias  y programas de acercamiento a la población  se viene trabajando de manera sostenida en todo lo referente a la salud integral de la mujer, destacando que existe “una red de ecografías que llega  hasta María Cristina.”, a lo que se suman una red de neurólogos y reumatólogos  en una búsqueda permanente de brindar la equidad en  todo el territorio.

Detalló que  se fijaron diferentes metas y luchas  a través de la prevención,  el acceso  y la promoción de los métodos anticonceptivos  para todas las mujeres, a lo que se fue sumando “el parto respetuoso”.

Mirassou puntualizó que estos últimos años se ha venido acompañando  los distintos movimientos y trayectos de ley  de la despenalización de interrupción voluntaria  del embarazo e hizo hincapié en que “justamente hoy se presenta un proyecto de ley  en el Congreso, en forma coincidente con este día”, refiriéndose a la ley que se había presentado e año pasado y que tuvo media sanción en Diputados, pero no fue aprobada en el Senado.

Advirtió que muchas veces la mayoría de las  mujeres “postergan “los chequeos  que debería realizarse por cumplir roles relacionados con la maternidad y la familia, aunque fue contundente al afirmar que según las estadísticas “las mujeres consultan muchísimo más  que los varones en los servicios de salud, por lo cual tienen mayores expectativas de vida”.

Pormenorizó que debido a  todo lo relacionado con la fase obstétrica o el embarazo las mujeres están “mucho más familiarizadas  con los controles médicos.”, señaló que siempre hay que tener en cuenta la realidad de las pacientes que muchas veces no disponen de tiempo  para realizar controles como el Papanicolaou  para la detección temprana del cáncer  de cuello uterino.

Afirmó que para salvaguardar estos inconvenientes y adecuarse a la situación anteriormente mencionada, esos estudios muchas veces se hace a través de un operativo  en los cuales está contemplada la visita a los hogares, el otorgamiento de turnos preferenciales operativos , a fin de las mujeres  se realicen los  controles correspondientes.