Modificaciones en Ganancias

Compartir

El diputado nacional Luis Basterra (FPV-Formosa) aseguró que el proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias que acaba de tener media sanción en la Cámara Baja, apunta a que el “trabajador disponga de más dinero” en el corto tiempo, que recupere su poder adquisitivo.

“Nuestro posición no fue demagogia, si fue demagogo Mauricio Macri cuando dijo que iba a quitar el Impuesto a las Ganancias que probablemente le haya dado ese punto de diferencia que le permitió ganar las elecciones con una mentira” indicó el legislador.
Consideró que el Presidente, “Siempre supo que el Impuesto era imposible de quitar si uno aspira a financiar correctamente el estado. Y haciendo los desastres que hizo Macri, quitando las retenciones a las mineras, a los ricos de la Pampa Húmeda, es imposible que el estado pueda financiarse, sacando el impuesto”.

Dijo que durante las reuniones previas a consensuar este proyecto, “Lo que hemos hablado con el oficialismo es que hay que modificar la estructura de recaudación para que los asalariados no paguen el impuesto en la proporción que plantean. Entendemos que hay que hacer una reducción que hacen los asalariados, no quitarlo, por conceptualmente entendemos que los que ganan mucho sí tienen que aportar”.

Aclaró también que “El nuevo proyecto que se aprobó establece que solo lo pagara el 10% que más gana de la gente que recibe sueldos, desde personas que trabajan en empresas, arriba de $42 mil personas. Esto deja afuera al 90% de los argentinos”.

Dijo que “Esto significará una menor recaudación de la que aspiraba el gobierno nacional, hemos propuesto la reposición de las retenciones a las minerías, un incremento al impuesto al juego. Pagarán los nuevos jueces, para que no se considere que avasallamos los privilegios que tienen los actuales”.

Señaló que “aspiramos que sea aprobado con los criterios que se consensuaron en Diputados, no hay demasiado tiempo, hubo una comunicación con el Senado, nos adelantaron que habría consenso, veremos cómo lo analizan. Queremos una genuina mejora del ingreso de los trabajadores, con esto promovemos el consumo interno, empezar a recuperar la Argentina que tuvimos en 12 años”.

Resaltó que la iniciativa “Apunta a que el trabajador disponga de más dinero, para que consuma más y recuperemos la pérdida del poder adquisitivo, el trabajo. Esto debería estar acompañado con un control de las importaciones”.

Díaz Roig

Por su parte, el diputado nacional del FPV de Formosa, Juan Carlos Díaz Roig destacó que en la sesión especial donde se trató la reforma del Impuesto a las Ganancias el bloque del Frente para la Victoria-PJ propuso que sólo un diez por ciento de los trabajadores, los de mayores recursos del país, sean los que tributen el mismo, remarcando que fue “una buena experiencia que hayamos coincidido los tres grandes sectores opositores”.

“En la sesión del martes, el peronismo mantuvo una coherencia con sus posturas anteriores”, dijo, recordando que “cuando éramos gobierno nosotros planteábamos que aproximadamente un diez por ciento de los trabajadores, que eran los de mayores recursos, debían aportar para el conjunto”.

“El debate en el recinto se extendió desde qué monto debería empezar a pagarse Ganancias. Yo varias veces planteé que es un debate equivocado porque el problema no es cuál es el monto, ya que sino año a año el Poder Ejecutivo va negociando con los sectores el aumento”, precisó, subrayando que “en nuestro proyecto planteábamos hacer un porcentaje y que un diez por ciento de los trabajadores de mayores ingresos son los que deben aportar. Ese diez por ciento surge no de un monto, sino de la escala que figura en el Ministerio de Trabajo de la Nación, que es donde se establecen todos los trabajadores remunerados”.

Puntualizó que “este sería un mecanismo que haría que todos los años, automáticamente, esto se aplique y por lo tanto que no haya que negociar cada fin de año entre los trabajadores y el gobierno de turno el monto”.

En ese sentido, Díaz Roig destacó que “esto además trae la ventaja de que si en algún momento se recaudan mejor las otras cosas que nosotros planteamos en esta misma ley de reforma tributaria también se puede bajar, por ejemplo, en vez del diez por ciento que sea el ocho por ciento de los trabajadores con mayores ingresos del país”.

“Para hacerlo menos técnico y ser bien claros: con el proyecto de Mauricio Macri, van a pagar Ganancias más o menos un 20 por ciento de los trabajadores, con el del Frente Renovador, un 14 por ciento y con el nuestro, un diez por ciento”, dijo y marcó que “fue una buena experiencia que hayamos coincido los tres grandes sectores opositores porque demostramos que podemos llegar a tener una mayoría importante”.

Sin embargo, denunció que “lo malo de la sesión fue el presidente del bloque de Cambiemos, el diputado (Nicolás) Massot, que andaba apretando. Andaba con su celular mostrándoles a los (legisladores) de Santiago, Entre Ríos… estaba apretando a los gobernadores. Y después una diputada del PRO, a los gritos, con odio, diciendo que tenían todos los micrófonos de la prensa”.

Dijo finalmente que “el problema es que Macri no sólo viola las promesas que le hizo a población, sino pactos políticos que ha hecho con estos bloques que le dieron los votos”, recordando que “cuando se votó el blanqueo, Macri trató personalmente con Sergio Massa y su gente que los familiares iban a estar excluidos y ahora por decreto lo deroga. Y se saben absolutamente protegidos por los medios y por la Justicia, pero de a poco empiezan a abandonarlos porque se dan cuenta que esta gente está conduciendo al país a un desastre”.