Mojón de Fierro: Inmunizan a los niños con la vacuna antiamarílica

Compartir

Con la aplicación casa por casa

Con el objetivo de acentuar la protección de la salud a los niños por medio de las vacunas, aun en tiempos de pandemia, desde el Ministerio de Desarrollo Humano continúan los operativos de vacunación en todo el territorio de la provincia, tanto en la capital como en el interior.

En este marco, desde la dirección del centro de salud de la localidad de Mojón de Fierro, se dio a conocer que mediante las recorridas por los domicilios de los vecinos,  se refuerza la vacunación de las niñas y niñas de 11 años a quienes, en esta oportunidad, “le suministramos la vacuna antiamarílica, destinada a la prevención de la fiebre amarilla”.

La directora del efector, doctora Griselda Ramírez, recordó que “nuestra provincia se encuentra en lo que se determina como zona de riesgo en el país, para esta enfermedad, junto a Misiones y algunos departamentos de las provincias de Corrientes, Chaco, Salta y Jujuy”.

En ese sentido, explicó que en Formosa, como en la mencionada región “los niños deben recibir una dosis a los 18 meses de vida y un refuerzo a los 11 años. En este caso estamos entonces, suministrando la dosis de refuerzo”.

Hizo mención a que “las vacunas, son necesarias para todas las edades y cada enfermedad tiene establecida una estrategia de vacunación específica para su prevención”.

En este marco, precisó que el Calendario de Vacunación Nacional, tiene vacunas muy importantes que deben ser colocadas a los 11 años, entre las que se cuentan, además, de la antiamarílica: la HPV (Virus del Papiloma Humano), Triple Bacteriana Acelular,  Hepatitis B y Meningococo, para prevenir estas enfermedades que pueden afectar muy gravemente a la salud.

Desde la cartera de salud provincial insisten en que las vacunas son una destacada herramienta para prevenir enfermedades, no solo en nuestro país sino en todo el mundo. “Nuestro calendario de vacunación es uno de los más completos a nivel mundial, con vacunas que son altamente eficaces, seguras y gratuitas. Por lo tanto, debemos aprovecharlas para cuidar nuestra salud y la de toda la familia”.

Para ello, además de la vacunación, en los centros de salud y hospitales, se organizan operativos casa por casa, a fin de ampliar y garantizar la cobertura para que todos estén protegidos, tengan siempre al día sus vacunas y su carnet completo y actualizado.

La enfermedad

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de ciertas especies de mosquitos. Puede ser grave y provocar la muerte. No tiene tratamiento pero puede prevenirse a través de la vacunación específica, utilizando repelentes, usando ropas de mangas largas y colores claros. Colocando mosquiteros, eliminando de las viviendas los recipientes que pueden acumular agua para evitar la reproducción de los mismos.

No se transmite a través del contacto personal, objetos, etc. Y si bien cualquier persona puede contraer la fiebre amarilla, las personas de mayor edad y los niños tienen mayor riesgo de presentar una enfermedad grave.

La principal medida preventiva es la vacuna, que brinda protección a partir de los 10 días de aplicada y dura para toda la vida.