Mujeres paipperas: “La aprobación de este proyecto nos anima a seguir estando en el campo”

Compartir

Uno de los grupos beneficiados con el Programa En Nuestras Manos celebró la aprobación de su proyecto y habló sobre el rol del género en este ámbito.

Las seis mujeres integrantes del grupo “Las Emprendedoras”, cuyo proyecto fue aprobado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, en el marco del Programa Nacional En Nuestras Manos, dialogaron con AGENFOR y brindaron detalles acerca del mismo.

Este grupo de paipperas reside en Villa Rural, a siete kilómetros de la Colonia Unión Escuela, en la localidad de Villa General Güemes y el proyecto que presentaron lleva el nombre “Alimento y granja en Unión Escuela”.

“Nos dedicamos a la ganadería por mayor y menor, cría de chivos, caprinos, ovinos, granja y hacemos de todo un poco, porque tenemos huerta, producimos queso criollo”, detalló Mónica Arzamendia.

En ese sentido, Ramona Portillo, agregó que, en forma permanente, reciben capacitaciones del INTA y la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de Nación, como también el asesoramiento del PAIPPA a nivel provincial.

“Antes no lo hacíamos por no tener el conocimiento, pero gracias a Dios el gobierno pone estas personas y gracias a ellos estamos aprendiendo a utilizar las distintas herramientas”, expresó la mujer; y contó que se dedica al cultivo de mandioca, batata, zapallo, maní, maíz colorado y amarillo y la producción de diversos dulces.

“Hoy estamos felices y agradecidas, en primer lugar, a Dios desde mi fe y al gobierno porque yo sé que ellos están al servicio del pueblo, por eso nos demostraron estos años que vinieron a nuestras chacras a capacitarnos”, reiteró.

Y aseveró: “Con este proyecto vamos a mejorar nuestra forma de vida, nuestra producción de chivos y tener los medios necesarios para que el animalito crezca sano y así poder vender, mejorar la genética de los animales, porque también criamos gallinas y después hacemos pastura y siembra de caña”.

En esa línea, Patricia Torres sumó al testimonio de sus compañeras: “No pensábamos que seríamos nosotras las beneficiadas, por eso nos sentimos muy halagadas y felices. Agradecemos a la gestión que nos aprobó el proyecto y nos están apoyando, es de mucho beneficio tanto para el grupo como en lo personal; y esto nos anima a seguir estando en el campo”.

El proyecto presentado por este grupo de mujeres tiene como objetivo, principalmente, visibilizar y valorizar el rol de las mujeres de la agricultura familiar formoseña en la economía de las familias y de las localidades rurales, pero también aumentar los ingresos familiares, y la calidad y cantidad de animales en ganadería menor para venta, incorporar manejo eficiente de la alimentación y genética de ganadería menor, lograr la continuidad en la producción avícola con la incorporación de equipamiento tecnológico y genética de mayor eficiencia para la región y sumar innovación en el eslabón forrajero a través de la implementación de silos tipo anillo e implantación de pasturas.

Por su parte, el coordinador ejecutivo del Instituto Provincial de Acción Integral para el Pequeño Productor Agropecuario (PAIPPA), Carlos Sotelo, conversó con AGENFOR y sostuvo que “nos llena de satisfacción darle el espacio que le corresponde a la mujer, ya que juega un rol muy importante en la temática productiva”.

En ese marco, especificó que el pasado jueves se aprobaron dos proyectos, el de alimentos y granja mencionado al principio y otro de producción porcina que llevan adelante las mujeres del Kilómetro 210.

“Tenemos varios proyectos que presentaron las mujeres de Formosa y esta es la primera aprobación, estamos seguros que va a haber más proyectos aprobados posteriormente, este es el puntapié inicial de esa cadena de aprobación”, aseguró.

También, Sotelo dijo que el próximo paso es que el Ministerio de Agricultura haga entrega de los elementos que fueron solicitados en el proyecto.

“En el caso del avícola de comprende mejoramientos de genética, maquinaria para la elaboración de alimentos para las aves, y otros; y para las mujeres del Kilómetro 210, comprende la entrega de un tractor, acoplado y los elementos de alambres, chapas y demás para los establos de los cerdos y también los frízeres para que cuando tengan la producción puedan guardar y conservar el producto para su comercialización “, enumeró.

En ese sentido, el titular del PAIPPA manifestó que, desde el lanzamiento del instituto, en 1996, por decisión política del gobernador Insfrán, Formosa siempre sostuvo políticas a favor del pequeño productor y que, este tipo de programas, “vienen a reforzar las actividades que realiza el gobierno de la provincia”.

“Y concretamente estos proyectos lo que hacen es respaldar particularmente a las mujeres emprendedoras, así que nos llena de satisfacción y entusiasmo poder llevar adelante este proyecto con las mujeres que son ejemplo como productoras”, concluyó.