Compartir

El equipo de salud del centro sanitario de la localidad Pozo de Maza, en la zona oeste de nuestra provincia, concretó un nuevo operativo para fortalecer el cuidado de la salud de los vecinos de la cercana comunidad de Los Pocitos, ubicada a unos 500 km de la capital formoseña. 

Allí se brindaron numerosas prestaciones de salud gratuitas dirigida a las familias. Atenciones, consultas médicas, odontológicas, control de niños y embarazadas, atención de enfermería, vacunación y entrega de medicamentos.

El equipo estuvo conformado por médicos, enfermeros, vacunadores, odontólogos y agentes sanitarios. Además de los medicamentos entregados bajo receta médica, se entregaron cajas de leche y suplementos nutricionales, según las indicaciones.

La familia recibió un completo control nutricional, lo cual se acentuó en los niños menores de cinco años, mediante exámenes antropométricos de peso y talla.  En tanto que los pacientes adultos fueron destinatarios de completas evaluaciones clínicas y físicas, con hincapié en los pacientes con factores de riesgo como hipertensión, diabetes, afecciones renales y otras enfermedades crónicas. 

Vacunas gratuitas

Desde del servicio de inmunizaciones, se realizó la revisión del carnet de vacunación en todas las edades. Seguidamente, fueron aplicadas las vacunas faltantes, teniendo en cuenta las dosis, esquemas, edades y condiciones de salud de los pacientes. 

Asimismo, se alentó a las familias a tener el carnet con todas las vacunas al día para resguardar la salud, teniendo en cuenta que son gratuitas y ayudan a evitar muchas enfermedades que pueden ser desde leves hasta muy graves, inclusive causar la muerte.

Salud integral de la mujer

Luego de cada atención, fueron promovidas otras medidas para mantener la buena salud y calidad de vida. Entre ellas se concientizó sobre la importancia de consumir muchas frutas y verduras, beber agua segura (potable o potabilizada), lavarse las manos varias veces al día, tratando de mantenerlas siempre limpias. Ordenar y limpiar diariamente la vivienda y el patio. 

Del mismo modo, se instó a las mujeres a cuidar la salud mediante la consulta médica periódica; los estudios como PAP (Papanicolaou), mamografía y ecografía. Y se difundieron pautas para la planificación familiar y la procreación responsable, difundiendo los anticonceptivos gratuitos que se encuentran disponibles en el centro de salud.