Muracciole: “El radicalismo deberá hacerse cargo de su militancia a favor del contagio”

Compartir

Denunció el edil sobre la actitud de la oposición, al responsabilizarlos por el aumento de los contagios de coronavirus en la provincia, “que traerá más muertes” 

El concejal capitalino del partido Justicialista, Adrián Muracciole, sostuvo que “el radicalismo deberá hacerse cargo de su militancia a favor del contagio, porque desde ahora, las muertes por coronavirus en Formosa tendrán cara” enfatizando que “será la de los dirigentes que boicotearon las medidas sanitarias y promovieron el aumento de casos, junto con sus cómplices”.

En declaraciones recogidas por la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), comenzó diciendo que la actitud de la oposición, “festejando y vivando lo que con seguridad será un aumento exponencial de casos y muertes en Formosa  a causa de la pandemia, supera incluso sus propios límites históricos de indignidad”.

Y agregó: “No porque la derecha nunca haya estado cercano a estas posiciones, sino porque jamás lo hizo de manera explícita” recordando asimismo que “habían participado de los golpes de Estado del 30’, del 55’ y del 76’”.

En el 30’, fue Agustín Pedro Justo, protagonista del golpe a Yrigoyen, quien fue ministro de Guerra de Alvear. En 1955, la participación de dirigentes de la UCR “es innegable” desde el bombardeo a la Plaza de Mayo, con más de 300 muertos “hasta el apoyo explícito al Golpe como parte de la unión democrática”, rememoró. 

Y en el golpe cívico militar de 1976, “nadie puede negar el apoyo de los sectores privilegiados y todos recordamos la foto de Oscar Aguad (a quien no por nada apodan “el milico”) junto a Luciano Benjamín Menéndez, el máximo genocida del interior del país”, continuó.

“Pero hasta hoy –advirtió-, la UCR al menos tenía el decoro de decirse democrática” al tener la figura de Raúl Alfonsín, “a quien si bien despreciaron luego de 1989, pero les servía como trofeo por ser “el Padre de la Democracia””.

Dijo, además, que “rápido se olvidaron de él cuando les pidió que no se derechicen, y también cuando les dijo que Carrió era enemiga de la UCR o cuando dijo que Macri era el límite. Porque la UCR, desde el suicidio de Alem se dobla, pero no se parte; dice una cosa y hace otra; y siempre hace lo que los poderes económicos quieren”.

Producto de ello, se dio su incursión en el macrismo y la absorción que hizo Cambiemos de sus militantes, “lo que confirma la teoría que de la UCR, sólo queda un sello; y hoy parece más una ONG que un partido político popular con ideales. Y eso se nota”, enfatizó el concejal, quien es licenciado en Economía y magister en Políticas Sociales.

A su vez, esclareció que esto explica que en el último tiempo, atacaron a la provincia de Formosa, al Gobierno provincial y al Dr. Gildo Insfrán “con una inusitada virulencia, un nivel de odio que no se vio siquiera en 2001 y un desprecio por el voto popular como no se cuestionaba desde las vísperas del golpe de 1976. ¿Por qué? Por el “pecado” de tener la mejor estrategia sanitaria de la Argentina y por haber salvado cientos de vidas”.

Categórico, denunció que “a tal punto llegó su ensañamiento, que esta semana festejaron como si fuera una victoria, lo que seguramente será el inicio de un aumento exponencial de casos y muertes en Formosa” al marcar que hasta la semana pasada, Formosa contaba con 28 muertos, “que nos dolían a todos”.

Y añadió: “Muertos que todos identificamos; a quienes se nombró en cada parte del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián”, porque para nosotros, los muertos no pueden ser un número en una planilla de Excel. Para nosotros son hijos, padres, madres, abuelos o hermanas. Son familias, amigos, trabajadores. Son Formoseños”.

En definitiva, dijo: “El aumento de casos traerá más muertes y el radicalismo deberá hacerse cargo de su militancia a favor del contagio” porque recalcó nuevamente “desde ahora, las muertes por coronavirus en Formosa tendrán cara”.

“Será la de los dirigentes que boicotearon las medidas sanitarias y promovieron el aumento de casos, junto con sus cómplices. Y el pueblo formoseño, nunca más olvidará eso”, concluyó Muracciole.