Compartir

Para el concejal capitalino Adrián Muracciole, “la oposición es absolutamente responsable del incremento exponencial de casos de COVID-19 en Formosa y hoy la muerte lleva el rostro de sus dirigentes que buscaron por todos los medios romper las barreras sanitarias de Formosa y con ello quebrar nuestro estatus epidemiológico”.

Manifestó que “mientras fueron Gobierno, degradaron la salud, dejaron vencer millones de dosis de vacunas, no inauguraron una sola sala de primeros auxilios en ninguna parte de la Argentina y reprimieron médicos y enfermeros, estos últimos a quienes (el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez) Larreta considera empleados administrativos”.

En total contraste, hizo notar que “mientras el Gobierno de Formosa tomaba medidas para evitar los contagios y las muertes, ellos promovieron de manera permanente la desobediencia civil, convocaron a manifestaciones incitando la violencia y con la complicidad de algún sector del Poder Judicial quebraron las medidas sanitarias que habían permitido que Formosa solo haya lamentado un fallecimiento durante todo el 2020”.

“En pleno ascenso de la curva y con la presencia de la cepa de Manaos, la oposición incitaba al aglomeramiento de personas sin respetar el distanciamiento ni las medidas sanitarias”, denunció el edil.

A su vez, apuntó que “cuando iniciamos la campaña de vacunación, la oposición sostenía con virulencia que la vacuna era un veneno y tiempo después, denunciaron que el Gobierno haya pagado por comprarlas y ahora que no se recibieron las vacunas que se compraron, algo que les sucede a absolutamente todos los países del mundo”.

En esa línea, repudió que “la campaña infernal que ellos montaron contra la Sputnik (considerada hoy la mejor vacuna del mundo contra el COVID-19) tenía como único objetivo hacer lobby a la empresa Pfizer, a la que incluso (Patricia) Bullrich, la jefa política de Cambiemos, le ofreció simbólicamente nuestras amadas Islas Malvinas”.

“La oposición es absolutamente responsable del incremento exponencial de casos en Formosa y hoy la muerte lleva el rostro de sus dirigentes que buscaron por todos los medios romper las barreras sanitarias de Formosa y con ello quebrar nuestro estatus epidemiológico”, fustigó Muracciole.

“La muerte hoy lleva el rostro de quienes por la mezquina, egoísta y deleznable ambición electoral han provocado esta situación”, reprobó.

Lamentable actitud

Dejó en claro que “de nada sirven los falsos rezos de fariseos de quienes hoy no llevan la cruz en el pecho, sino que cargan todo el peso de la cruz de los muertos sobre sus espaldas”.

“Tampoco valen las declaraciones demagógicas, ambivalentes, apocalípticas, neuróticas y catastróficas de quienes solo buscan titulares en radios y diarios para colocarse en la arena electoral en un año en el cual nadie debería preocuparse de otra cosa que no sea la pandemia y los problemas sanitarios, económicos y sociales que provoca”, sostuvo.

Categórico, calificó como “lamentable” la actitud de los dirigentes políticos radicales, a quienes “se suman Gabriela Neme, algunos ‘periodistas’ y un juez, que no nos sorprenderá ver en alguna lista de candidatos opositora, como ya lo fueron alguna vez en su vida”.

“Médicos, enfermeros, policías, miles de trabajadores esenciales de distintas áreas están haciendo lo imposible para controlar la situación –puso de resalto Muracciole-. La provincia invirtió más de $6500 millones para atender la emergencia y el Gobierno trabaja incansablemente todos los días para contener lo que provocó la oposición”.

“Nosotros no vamos a gastar más del 1% de nuestro tiempo en aclarar las mentiras de una oposición que hoy carga en su conciencia la muerte de cientos de formoseños, porque el 99% de nuestro tiempo lo utilizamos en trabajar para el pueblo y es en ese camino donde nos encontraran los formoseños”, finalizó contundente.