Nacieron trillizos en el hospital de la Madre y el Niño

Compartir

Se encuentran en buen estado de salud junto a su mamá, una vecina originaria del barrio Namqom

El último jueves, en horas de la madrugada, Susana, una mujer de 29 años, residente del barrio Namqom de la ciudad de Formosa, dio a luz a trillizos, mediante un parto por cesárea que fue a llevado adelante, con total éxito, en el hospital de la Madre y el Niño.

“La cesárea fue programada para la semana 37 de gestación. Se desarrolló en los parámetros esperados y como resultado nacieron unos hermosos trillizos: dos niñas y un niño, que actualmente están internados junto a su mamá, en sala común”, comentó el director del nosocomio, el doctor Víctor Fernández.

Agregó, en ese sentido, que actualmente los cuatro, -es decir la mamá junto a los bebés- “se encuentran en buen estado de salud”, pero “obviamente por las características, están en permanente observación y el equipo de salud va monitoreando la evolución”.

Víctor Fernández.

Puso de relieve que los tres pequeños “con 2.300 kg. nacieron cada una de las niñas y con 2.350 kg. el varoncito”. Además, los tres “con muy buen Apgar”, que es un examen que comprende la medición de vitalidad y otros valores registrados por los pediatras en los primeros momentos después del parto.

También, señaló que “se están alimentando por teta, por leche materna, que es fundamental”, pero aclaró que, en estos casos, igualmente “se le da leche de fórmula para reforzar la alimentación materna”, sobre todo hasta que tengan una buena prendida al pecho y hasta que la mamá produzca la cantidad de leche suficiente.

Embarazo

Por su parte, la directora del centro de salud del barrio Namqom, la doctora Olga Yegros, señaló que la captación del embarazo de Susana fue realizada en este efector “en la semana 17 de gestación” mediante la consulta en el servicio de obstetricia.

En la semana 20 “fue realizada su primera ecografía” y, desde entonces, el seguimiento durante todo el embarazo fue hecho, de forma conjunta, entre los equipos del centro de salud y del hospital de la Madre y el Niño, ya que fue derivada para la atención “al consultorio de seguimiento a las embarazadas de Alto Riesgo”, indicó.

Amplió que, dicha vigilancia estuvo a cargo de un equipo multidisciplinario: obstetras, ginecólogos, nutricionistas, otros especialistas, trabajadores sociales y agentes sanitarios, entre otros. Y reiteró que el parto fue programado para la semana 37, es decir en “pre término” pero que “los bebés no son prematuros”.

Para finalizar recordó que Susana tiene otros hijos y que tanto ella, como su familia recibe atenciones en el centro de salud Namqom en los diferentes servicios que están disponibles todos los días del año para cuidar la salud de los vecinos de ese barrio. “Estamos muy contentos, porque tanto la mamá como los trillizos, se encuentran hoy juntos y en buen estado de salud”, finalizó.