Nielsen: “Hasta fines del año pasado el nivel de contagio era mínimo, hasta que la Justicia hizo oídos sordos al éxito de Formosa”

Compartir

La Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR) recogió declaraciones del diputado provincial del Frente de Todos (FdT) Jorge Nielsen sobre la vigencia del nuevo protocolo de ingreso a la provincia, las medidas sanitarias y la habilitación de nuevas actividades.

En relación, el legislador indicó: “Hasta fines del año pasado, con las medidas sanitarias adoptadas por la provincia, el nivel de contagio era mínimo, hasta que la Justicia hizo oídos sordos a este éxito y determinó una supuesta libertad que consiste en aislar por prevención sólo los casos sospechosos y positivos”.

Y agregó: “No sólo no bastó la decisión de la Justicia Federal, sino que  también invitaron a gente que siempre estuvo de acuerdo con esa famosa frase del expresidente Mauricio Macri, quien dijo que ‘se muera el que se tiene que morir’».

En referencia, citó a modo de ejemplo lo acontecido en el país vecino de Brasil. “Siguió esa recomendación y ahora se ve afectado fuertemente en su actividad económica y encima tuvieron la desgracia de generar variantes del virus que son mucho más contagiosas y letales”, alertó, marcando que inclusive el Gobernador de San Pablo (Brasil) tuvo que “confrontar las decisiones del presidente Jair Bolsonaro” para tratar de contener un poco la situación sanitaria”.

En el caso de Formosa, reprobó que “contamos con la actitud de dirigentes inescrupulosos que pretenden destruir al Gobierno provincial, sin darse de cuenta que lo que están tratando de destruir es a toda la sociedad formoseña”.

Acotó: “Inclusive, se escuchan en el Congreso de la Nación disparates de dirigentes de la oposición al Gobierno Nacional que hablan de Formosa como si alguna vez estuvieron pisando esta tierra”, cuestionando que “muchos desconocen y niegan el logro del sistema sanitario de la provincia, que es casi inigualable por la mayoría de las provincias argentinas al igual que el del sistema educativo”.

“Se ha mejorado no sólo en infraestructura, sino que ¿hace cuántos años se creó el Instituto Pedagógico Provincial que mejora y logra cierto nivel de excelencia en la educación formoseña?, se preguntó. Y continuó: “Las clases no se suspendieron, si bien no se dieron de la forma tradicional, generó medios suficientes como para hacer frente a la pandemia (clases a distancia y semipresenciales). Realmente no se entienden determinadas actitudes”, aseveró.

Un Estado presente

Por otra parte, el diputado Nielsen se refirió al senador nacional Luis Naidenoff, quien con sus 16 años de mandato transmite quejas, cuando su compañero de partido y diputado nacional Ricardo Buryaile puso en riesgo la salud de la comunidad al “tomar un avión teniendo síntomas compatibles a coronavirus” para luego “desaparecer de la escena política a la espera de los resultados de su irresponsabilidad”, denunció.

“Esto, los formoseños deben saberlo bien, porque nosotros, con el gobernador Gildo Insfrán a la cabeza, tratamos y hacemos todos los esfuerzos necesarios para darle contención a la gente”, subrayó.

“Por desgracia hablan mucho de pobreza y de miserias y el Estado nunca dejó de asistir. Se siguió cumpliendo con lo garantizado por la Constitución, como el acceso a la vivienda digna, a la educación, a la salud, a una alimentación sana en  todos los sectores de la provincia, manifestó.

“Ellos querían llegar a esta situación para decir que los culpables somos nosotros porque nunca se ponen del lado de la verdad. La decisión que ha tomado el Estado a través del Consejo COVID ha sido buena”, acentuó.

Apelar a la responsabilidad social

A su vez, señaló a esta Agencia que ahora más que nunca hay que apelar a la responsabilidad social y a la “corresponsabilidad de todas las dirigencias políticas”, para que se cumplan con todas las medidas sanitarias.

“Yo he observado que hay comerciantes que no ponen límite a la cantidad de personas que ingresan a un local, que no sanitizan las cosas comunes, como los picaportes, que no toman la temperatura y que  toleran que las personas se bajen el barbijo o no usen el alcohol que está disponible”, advirtió.  

Y continuó: “En el rubro gastronómico hubieron algunas experiencias de contagio y cuando se solicitó la lista de los comensales o clientes que estaban en ese momento, no las tenían y eso está en el protocolo”.

“Se reclama mucho que con protocolo se abra y se habilite cualquier tipo de actividad y después son displicentes a la hora de cumplir”, rechazó.