Noviembre, mes de prevención del cáncer de próstata: Instan a los hombres a realizarse los chequeos

Compartir

El médico urólogo del Hospital Central, Emanuel Sosa, informó acerca del Cáncer de Próstata y la importancia de que los hombres se realicen el control preventivo a partir de los 50 años y en caso de antecedentes familiares, como padre o hermanos, a partir de los 40 años.

Noviembre es calificado como “el mes azul” para resaltar la lucha contra el Cáncer de próstata, pero también para la concientización acerca de otras patologías que afectan principalmente a los varones. En relación al tema, el Dr. Emanuel Sosa, resaltó la importancia de no esperar a tener síntomas para realizarse los chequeos médicos, algo que tal vez por cuestiones culturales no es común en los hombres.

En este contexto, explicó que según las estadísticas, el cáncer de próstata, al igual que el cáncer de mama, suele ser una enfermedad silenciosa, que no presenta síntomas hasta que ya se trata de un tumor avanzado. Es por esto, que se recomienda asistir a un especialista y realizarse los estudios correspondientes a partir de los 50 años de edad.

“Primero quiero explicar qué es la próstata. Es un órgano glandular que se encuentra debajo de la vejiga rodeando la primera porción de la uretra que es por donde sale la orina y por delante del recto. ¿Cuál es la función de la próstata? La de secreción con fines reproductivos, aporta gran parte del líquido con el que salen los espermatozoides en la eyaculación”, indicó Sosa.

Asimismo, al referirse sobre el cáncer de próstata, manifestó que es una enfermedad oncológica que se desarrolla en los hombres frecuentemente a partir de los 50 o 60 años de edad, de localización periférica en la glándula y por eso en la mayoría de las veces no da síntomas obstructivos.

“Como es una enfermedad que generalmente no da síntomas en etapas iniciales y generalmente lo hace cuando ya está en un periodo avanzado, las campañas de concientización son muy importantes”, recalcó el médico.

Instó a los hombres a que una vez al año acudan al urólogo para realizar un análisis de sangre con el antígeno prostático específico (PSA) según sus siglas en ingles, mientras que otro paso importante es dejar que el especialista realice el tacto rectal: “Muchos se niegan a este examen, siendo que hay un 10% de tumores que son muy agresivos y se diagnostican cuando la enfermedad está avanzada porque no elevan PSA, pero esas vidas pueden salvarse diagnosticándose con el tacto rectal”.

“En Formosa y a través de las campañas de concientización y prevención se hace más conocida la enfermedad, se nota un nivel mayor de preocupación y ocupación sobre todo”, destacó Sosa.

Tratamiento

Con respecto al tratamiento, el especialista comentó que “si el cáncer de próstata está localizado, quiere decir que no generó metástasis fuera de la glándula y se puede intentar curar al paciente con cirugía o radioterapia. La cirugía se pueden realizar acá pero para la radioterapia son derivados a tratarse fuera de la provincia hasta que esté terminado el Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia de Formosa que se está construyendo en el predio contiguo al Hospital de Alta Complejidad (HAC)”.

Consultas

Sosa informó que los pacientes interesados en realizarse este chequeo, deben asistir al Servicio de Urología que funciona en el Hospital Central y en donde pueden sacar turno con algunos de los cinco especialistas. Las atenciones médicas son de lunes a viernes a partir de las 8 de la mañana. 

“Ahí hacemos todo, el estudio de PSA, el tacto rectal y si es necesario realizamos la biopsia, y en caso de no contar con alguna herramienta, algunos pacientes son derivados al HAC. Las atenciones y estudios son totalmente gratuitos”, recalcó.

No abandonar los chequeos

Sobre el final, el médico reflexionó sobre los patrones culturales que impiden que los hombres se realicen este tipo de chequeos que pueden salvar sus vidas.

“No pierden la masculinidad, es un control que salva vidas y posterior al tratamiento pueden tener una vida totalmente normal. Es recomendable que a partir de los 50 años se acerquen al centro de salud y quienes tienen antecedentes familiares de primer grado, diez años antes, a partir de los 40”, dijo para cerrar.