Compartir

En conmemoración del día del oftalmólogo, médicos que ponen a diario su profesionalismo y empeño en cuidar la salud visual, que se celebra el 13 de diciembre de cada año, el hospital Central de Formosa llevó adelante recientemente una jornada formativa, destinadas a equipos de salud, desde la cual se reforzaron conocimientos sobre retinopatía diabética.

La misma fue llevada a cabo en sede del nosocomio y fue organizada por el Departamento de Docencia e Investigación, teniendo como disertantes al doctor Pedro Sánchez, jefe del servicio de Oftalmología, y los doctores Héctor Pastor Eduardo Ferreyra también oftalmólogos de este servicio.

El encuentro fue dirigido a todo el personal de salud de este hospital, en especial a los médicos clínicos, cardiólogos y endocrinólogos, quienes realizan el abordaje de los pacientes diabéticos, muchos de los cuales se ven afectados por distintas afecciones derivadas de esta enfermedad crónica que a nivel mundial registra un aumento progresivo de casos en los últimos años. También estuvieron presentes oftalmólogos del sector privado.

Entre los temas abarcados “ampliamos y reforzamos los conocimientos ya adquiridos en cuanto esta enfermedad derivada de la diabetes, la importancia de su detección como también del diagnóstico y el valor del tratamiento adecuado y seguimiento estricto aplicado a los pacientes”, explicó el responsable del servicio de oftalmología del Hospital Central, oftalmólogo Pedro Sánchez.

“Nos pareció oportuno, tratar este tema para conmemorar nuestro día; teniendo en cuenta que esta es una enfermedad muy frecuente en las personas con diabetes y es necesario que los equipos de salud estemos en constante capacitación para adquirir herramientas para contrarrestarla, ya que si no se trata debidamente provoca severas lesiones en el ojo del paciente diabético”, añadió.

Para concluir, el especialista agradeció al ministerio de Desarrollo Humano formoseño “por el acompañamiento diario para dar a los pacientes la mejor calidad de atención”. Asimismo, hizo extensiva su gratitud a la dirección del hospital, al Departamento de Docencia e Investigación que trabajó arduamente en la organización de la jornada y a “todos los colegas que asistieron, su presencia e interés es lo que le da sentido a estas capacitaciones”.

La enfermedad

La retinopatía diabética es una de las complicaciones más severas producidas por la diabetes no controlada. Es causada por los altos niveles de azúcar en la sangre que ocasiona graves daños en los vasos sanguíneos de la retina. Estos vasos sanguíneos pueden hincharse y tener fugas de líquido. También pueden cerrarse e impedir que la sangre fluya. A veces, se generan nuevos vasos sanguíneos anormales en la retina y todos estos cambios pueden hacerle perder la visión.