Nuevas obras inauguradas reafirman la importancia de la educación pública y gratuita

Compartir

El gobernador Gildo Insfrán inauguró este martes 10 por la mañana dos nuevas obras educativas en el barrio capitalino Liborsi. Se trata de la EPEP N° 445 “Dr. Laureano Maradona” y el JIN N° 48, donde se llevó adelante la refacción y ampliación de las unidades educativas, obras ejecutadas con fondos genuinos del Tesoro Provincial.

Así la gestión del primer mandatario formoseño alcanza la cifra histórica de 1374 de obras educativas concretadas a lo largo y ancho del territorio provincial. 

El acto de entrega de los dos nuevos edificios, presidido por Insfrán, contó además con la presencia del vicegobernador Eber Solís; el ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla; ministros del Poder Ejecutivo, subsecretarios y demás autoridades gubernamentales.

También asistieron los diputados nacionales del Frente de Todos (FdT)-Formosa Ramiro Fernández Patri y Nelly Daldovo; legisladores provinciales y concejales capitalinos.

Al dirigir su discurso, el director de la EPEP N° 445, Williams Iván Karpiel, comenzó expresando su agradecimiento y el de toda la comunidad educativa al Gobernador de la provincia por haber cumplido con la palabra empeñada, recordando que “usted nos dijo que tengamos paciencia y que la obra continuaría con aportes del Tesoro Provincial a raíz del desfinanciamiento sistemático que ejecutó el Gobierno Nacional del expresidente Mauricio Macri a la educación pública», lo cual sucedió con motivo del operativo solidario «Por Nuestra Gente, Todo» en el 2018.

Indicó que justamente “esta obra educativa entregada representa la acción concreta de un Gobierno que prioriza la educación como herramienta de cambio, para que cada ciudadano se realice desde su propio barrio, desde su propio pueblo. Esto nos indica que en Formosa nadie para, todos unidos y organizados caminamos hacia el mismo horizonte marcado por el doctor Insfrán”, enfatizó categórico el docente. 

Cerró alocución diciendo que el nuevo edificio “tiene el compromiso de la toda la comunidad educativa, junto a los padres y demás miembros de la comunidad para su cuidado. Siempre en nuestra mente y corazón los grandes protagonistas son los alumnos que asisten y asistirán a esta unidad educativa porque los docentes solamente somos instrumentos facilitadores para que ellos reciban la mejor educación posible. Apuntando a la escolarización plena y progresiva cuidando de su desarrollo escolar y fijando en ellos proyectos de vida”, concluyó.

Iniciativa de vecinos

La Escuela Provincial de Educación Primaria N° 445 nació gracias a la iniciativa de un grupo de vecinos del lugar y que 1986, por medio de un convenio con el exConsejo de Educación, inició las clases en lo que fue una escuela rancho.

Sobre esto, la docente María del Carmen Vergara comentó que  recuerda aquellos tiempos, pero también “tuve el honor de disfrutar de cada acto en la nueva escuela”, mencionando la entrega del nuevo edificio el 7 de abril de 1995, por parte del gobernador Insfrán.

“Y ahora nuevamente ésta nueva inauguración donde se amplió el edificio escolar, se ampliaron los salones, se modificó el escenario que antes lo teníamos adentro, también la biblioteca que era un espacio muy reducido podemos contar con mayores espacios para que los niños asisten allí y puedan tener más contacto con la lectura de los libros. Realmente estamos muy contentos”, sostuvo Vergara, quien tiene 32 años de servicio en la docencia.

La comunidad educativa se había mudado a la EPEP N° 57, donde se dictó las clases en el turno intermedio, por lo que los docentes y el director de la EPEP N° 445 tuvieron palabras de enorme agradecimiento por albergarlos en los tiempos que se realizaban las nuevas obras, que finalmente este martes quedaron oficialmente inauguradas.

Además, por el lado del Jardín de Infantes N° 48, su vicedirectora Liliana Monje, contó que los infantiles desarrollaron las clases en la capilla del barrio Liborsi, así que “contar con este nuevo edificio es monumental”, comentando las repercusiones de los niños y niñas al conocer su nueva casa amplia y refaccionada.

“La calidad que pregona el gobernador Insfrán se ve demostrado con hechos concretos, porque ofrece a todos los niños de la provincia la misma calidad educativa”, destacó, recalcando la satisfacción del nuevo hogar escolar.

Apuntó que cuenta con amplios y cómodos salones donde podrán realizar los escolares las actividades lúdicas y de juegos, un patio de mayores dimensiones, así como un Salón de Usos Múltiples, cocina y comedor donde se sirve el servicio nutricional.

Asisten al jardín infantil además de niños del barrio Liborsi, también de El Quebrachito, Lote 111 y Sagrado Corazón, consignó finalmente.