Compartir

Este domingo 20 de junio, se desarrollaron en la provincia tres acontecimientos importantes: la conmemoración del Día de la Bandera, el Día del Padre y nuevas jornadas de inmunización contra el COVID-19 que se llevaron a cabo en la ciudad capital y el interior provincial.

En la ciudad de Formosa fueron inoculados los adultos nacidos en los años 1981 a 1983, mientras que en General Güemes, Colonia Sarmiento, Fortín Leyes, El Recreo, San Martín Dos, Fortín Lugones, Colonia La Estrella, Isleta, Posta San Martín I, Posta Santa Fe, Posta Cambio Zalazar y Pozo Hondo, los operativos estuvieron destinados a las personas nacidas entre 1966 a 1976 y a aquellos comprovincianos que integran grupos de riesgo pertenecientes a las clases 1977 a 2003.

En diálogo con la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), Jimena, una beneficiaria residente en Formosa Capital, destacó el trabajo realizado por el personal de salud y por los voluntarios militantes por la salud y la vida, declarando que todo el proceso de vacunación está “súper organizado”.

“Son tres mesas, en la primera corroboran si estás en el padrón, en la segunda te hacen el carnet y en la tercera te lo sellan mientras esperas que te llame la enfermera para aplicarte la dosis”, detalló.

En este mismo sentido, Gastón, calificó a la organización como “excelente” y acentuó: “Nada que reprochar, realmente destacable, en menos de cinco minutos estás vacunado y volviendo a casa”.

Por otra parte, Carolina, otra beneficiaria, se refirió a aquellos que hacen posible que el formoseño tenga esta oportunidad. “Quiero destacar la estrategia sanitaria que lleva adelante mi provincia, el gobernador Gildo Insfrán, quien desde el primer momento se preocupó por la salud y la vida de todos los formoseños y hace posible que estos operativos de esperanza lleguen a cada rincón de mi querida Formosa”, expresó emocionada.

Estas múltiples jornadas dejaron como resultado a más formoseños inoculados contra este virus que hace más de un año viene azotando al mundo.

El avance del Plan Estratégico de Vacunación que se viene desarrollando sin pausas y de manera exitosa a lo largo y ancho del territorio formoseño es el claro ejemplo de la conducción de una gestión que gobierna a favor de la vida y el bienestar de cada persona que habita el suelo formoseño.