Compartir

Con la apertura de dos nuevos centros de distribución de bolsones alimentarios del plan provincial “Nutrir” en los barrios Lisbel Rivira y Lote 111 a producirse esta semana, serán seis los sitios habilitados para que familias en condiciones de vulnerabilidad social, retiren una amplia canasta de 17 productos alimenticios dos veces por mes.

El ministro de la Comunidad, Aníbal Gómez, confirmo la noticia que además marca que se completo el inicio de esta fase del esquema de distribución en la zona norte de la ciudad, donde están operativos los centros del 7 de Mayo, Las Orquídeas, El Porvenir y Eva Perón.

Desde mediados de mes comenzó la entrega de los bolsones de manera paulatina, unas 730 familias las beneficiadas los primeros días y poco más de dos mil se alcanzo la semana que acaba de finalizar. “Ahora con la habilitación de los dos nuevos centros se avanzara aun mas y se les dará mayor comodidad a los beneficiarios, en este caso aquellos que residen en la populosa zona sur de la ciudad”, indico.

Reafirmo que se trabaja a fin de que antes de que “finalice noviembre tendremos habilitando la totalidad de los ocho centros previstos que funcionen, sumándose finalmente a los dos antes señalados a abrirse esta semana, los de los barrios Independencia y El Pucu, expuso en torno a todo el esquema proyectado

A fin de transmitirles serenidad a quienes consultan sobre dónde deben anotarse para ser beneficiado se explicó que “son 15000 los favorecidos por este plan Nutrir y que se los irá incorporando  paulatinamente”  a medida que se vayan habilitando los centros.

Indico que a diario los beneficiarios reciben una tarjeta y en la que constan las semanas del mes en que deben retirar los bolsones con los productos alimenticios, es decir si les corresponde las semanas 1 y 3 o 2 y 4, que es la jornada asignada como turnos”.

Recalcó que “se está trabajando de manera sostenida para comunicar a los beneficiarios para que se acerquen al centro más próximo a su domicilio a retirar su bolsón y de esta manera ir incorporándolos a todos”.

Aclaró que “el plan Nutrir ya ha contemplado inicialmente a los beneficiarios  a partir de una base de datos, lo que les permite a través de esas documentaciones  identificar a las familias de mayor vulnerabilidad”  haciendo hincapié que a partir de esa identificación se fue construyendo el padrón  donde justamente se prioriza a las personas “en estado de pobreza e indigencia” que ya están incorporados.