Observatorio de Violencia de Género cuestionó dichos de ministro del STJ

Compartir

Desde el Observatorio de Violencia de Género que funciona en la sede de la Defensoría del Pueblo, se señaló como “desmesurada” y “exagerada” las apreciaciones del ministro Superior Tribunal de Justicia Eduardo Manuel Hang, “quien dio una respuesta única contra la titular de la Secretaria de la Mujer, Angélica García, tratándola de “ignorante y de no tener idea de como funciona constitucionalmente el sistema republicano y el respeto que corresponde a la Constitución Argentina, culpándola de que el Poder Judicial debería crear figuras penales”.

El ombudsman provincial José Leonardo Gialluca señaló que, los dichos proviene de este integrante del más alto cuerpo judicial de la provincia; del que se exige un grado de mesura mayor que al resto de la comunidad. Resulta evidente que aquellos que buscamos desterrar la violencia en todos sus aspectos, no podemos recurrir a la violencia verbal para pretender dar cátedra respecto a las figuras penales.

Además el Ombudsman añadió, que rescatamos el trabajo que lleva adelante la Oficina de Violencia Intrafamiliar con un anexo en el barrio Juan Domingo Perón, donde se atienden especialmente los diferentes temas de violencia doméstica, un drama que no debemos ocultar y que para ello obviamente hacen falta todavía más políticas públicas que comprenden y engloben también al Poder Judicial para que esta deje de ser un prejuicio que viene de lejos y donde generalmente la mayor parte son víctimas las mujeres permitiendo y creando lugares para que la ciudadanía pueda efectuar las denuncias y encontrar el asesoramiento y la contención del Estado Nacional, Provincial y Municipal.

Recordó la visita en los primeros meses de este año del Decano del Cuerpo Médico Forense de la Justicia de Nación Roberto Luis Maria Godoy, “quien sostuvo que a través de medidas prácticas, concretas de procedimientos en las formas de entrevista en el modo de examen debemos abordar la violencia de género y sostuvo que el femicidio no es solamente una Construcción Jurídica Abstracta sino que tiene una realidad biológica que posee características particulares”.

Desde el Organismo de la Constitución se sostuvo que “la violencia psicológica existe a pesar de ser invisible y hoy miles de mujeres de distintas condiciones socioeconómicas la padecen”.

“La violencia psicológica es el primer estadío del círculo, por eso es tan importante conocer sus diferentes formas, eso nos puede ayudar a determinar si estamos en un vínculo violento y así prevenir futuros problemas aún peores como puede ser, en su extremo, el femicidio”, fue advertido.

Refiere a que “el artículo 5 de la Ley Nacional 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, define a la violencia psicológica como aquella que “causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar sus acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso, hostigamiento, restricción, humillación, deshonra, descrédito, manipulación o aislamiento. Incluye también la culpabilización, vigilancia constante, exigencia de obediencia o sumisión, coerción verbal, persecución, insulto, indiferencia, abandono, celos excesivos, chantaje, ridiculización, explotación y limitación del derecho de circulación o cualquier otro medio que cause perjuicio a su salud psicológica y a la autodeterminación”.

“Es por todo ello que estimamos, que este tipo de agresiones son señales alarmantes, puesto que los agresores no solo son seductores hacia afuera sino que una vez que llegan al pico de agresión pasan por una etapa de calma en la que despliegan todos sus encantos y siempre prometen mejorar y nunca volver a repetir las agresiones, pero todo ello es una mentira y una estrategia para seguir consumando su fin y luego los ciclos se repiten con mayor intensidad.

De allí es que el doctor Hang debiera tener en cuenta que para coadyuvar a la lucha contra la violencia, el camino correcto es no recurrir a ella aunque ésta sea solo verbal”, sostuvo.