Compartir

El hospital distrital 8 brinda una completa cobertura de salud a los vecinos de la Jurisdicción 5, zona norte de la ciudad.

 Cuenta con múltiples servicios y áreas preparadas y equipadas para dar una  atención integral durante las 24 horas, todos los días del año por medio de consultorios externos, guardias de urgencias y el sector de internaciones.

Uno de los destacados servicios para los más pequeños es el de odontopediatría, desde el cual se aborda la salud bucodental de los niños de distintas edades, que incluye promoción de la salud bucal para la prevención de enfermedades bucales; como también las numerosas atenciones que apuntan al tratamiento, seguimiento y recuperación de las patologías detectadas.

La odontóloga Alba Batalla, responsable del área mencionó sobre las particularidades de este servicio, destacando que por sobre todo “tenemos un equipo comprometido con la salud bucodental de los más chiquitos y estamos a disposición de ellos, de sus familias y de la comunidad que tenga cualquier inquietud y necesita hacer su consulta”.

En el sector, trabajan odontólogos, asistentes, enfermeros y otros profesionales que son parte del equipo de odontopediatría. Allí se cuenta con modernos consultorios acondicionados  con equipamientos de última generación, mobiliarios, elementos, materiales e insumos que se utiliza para la atención bucal integral de los pequeños pacientes.

Atenciones

 “En el servicio de odontología, la atención de niños y adultos se realiza de lunes a viernes, ya sea con turnos programados espontáneas y urgencias”, indicó la odontóloga; aclarando asimismo que  “los días viernes a la mañana hacemos la atención programada únicamente a niños, día en el que se trabaja con la metodología de ambientar la atención a través de cuentos, motivación con vídeos, demostraciones didácticas de las técnicas de cepillado, charla a padres, intercambio de preguntas y respuestas con niños y su familias”.

 

Abordaje

 

Acerca de los tratamientos, Batalla detalló que se efectúan: Prevención con cariostáticos, topicación con flúor, sellantes de fosas y fisuras. A esto se suma el permanente diálogo con niños y padres “desde el que se promueven hábitos de higiene bucales y se instruye sobre las técnicas correctas de cepillado para mantener una boca y dientes sanos”.

En esta línea la profesional señaló “si detectamos un caso de mayor complejidad, hacemos la articulación a través de la gestión de turnos programados con la derivación hacia el Hospital de la Madre y el Niño o el Hospital Odontológico de Complejidad Integrada (HOCI)”.

Sin embargo relevó que “Principalmente, estos días aprovechamos para poner énfasis en la prevención, promoción y atención primaria haciendo flúor y sellantes de luz alógena en los primeros molares permanentes, principalmente entre los 3 y 12 años, ya que es una franja etaria donde la aparición de caries es más frecuente. Lo básico es siempre trabajar en la prevención para evitar todo tipo de trastornos y complicaciones”.