Compartir

Este viernes, se llevó a cabo un oficio religioso en el hall central del ministerio de Desarrollo Humano con motivo de las próximas fiestas de Navidad y Año Nuevo que se celebran en pocos días.

De la misa de acción de gracias, a cargo del cura Néstor Dos Santos, participaron las autoridades y el personal de la cartera de salud provincial, quienes recibieron las respectivas bendiciones, haciéndolas extensivas para todos los formoseños.

Entre las palabras del padre, se destacó la importancia del trabajo que diariamente lleva adelante el personal de la institución, cuidando la salud de sus semejantes, sobre todo haciendo lo posible por la recuperación de aquellos que están en estado delicado. “Un profundo gesto de amor con los semejantes y que nos habla justamente del sentido de la Navidad”, remarcó.

Asimismo, el Sacerdote agradeció una vez más la fe profunda que profesa el pueblo formoseño, representada en esta ocasión por el equipo de trabajadores presentes. En sus oraciones, pidió que el niño Jesús renazca  y viva en el corazón de todos y que nos “dispongamos a pasar una Navidad en paz, armonía; más cerca de nuestras familias, seres queridos y de las personas que nos necesitan”.

“Que la Navidad abra nuestros corazones y recibamos la luz divina que guíe y acompañe nuestros pasos. Que podamos ser mejores cristianos cada día, amando y ocupándonos de nuestro prójimo, dejando de lado los egoísmos y las actitudes mezquinas. Que pasen una linda Nochebuena y una Feliz Navidad. Y que tengan también una Feliz Año Nuevo con prosperidad, salud, trabajo y mucho amor”, deseó a los feligreses presentes.