Compartir

Diez son de Clorinda y uno de Formosa Capital.

El médico infectólogo Julián Bibolini, brindó el parte de salud de los pacientes que cursan de manera activa la infección por COVID 19 e indicó que, 48 de ellos, permanecen internados en el Hospital Evita porque requieren “más atención”.

Del ese total, once están en la Unidad de Terapia Intensiva y todos ellos precisan asistencia respiratoria mecánica, es decir, que presentan cuadros graves de coronavirus por la necesidad de este equipo como producto de un cuadro previo de dicha afectación, algunos inclusos están en una situación más crítica.

De los once, diez son residentes de la ciudad de Clorinda y uno de Formosa Capital.

“El resto de las personas allí son moderados que salieron de terapia, están con buena evolución, pero igual están con un cuadro moderado hay que ver cómo evolucionan. Recordemos que hay personas que perduran mucho tiempo la sintomatología, el malestar o dificultad en su aparato respiratorio”, señaló el especialista.

Además, dijo que los pacientes que están en internación domiciliaria o Centros de Atención Sanitaria (CAS), cuentan con seguimiento de médicos y enfermeros que evalúan su evolución.

Casos sin diagnóstico

Por otro lado, Bibolini explicó que, en teoría, el 5% de todos los casos de COVID 19 son cuadros graves, por lo cual, al hacer la cuenta, “si el 5% de los graves de acá son once, tendríamos que tener 220 pacientes diagnosticados, por lo que nos faltarían cien personas”.

“Asumo que hay cien diagnósticos dando vueltas que aún no fueron diagnosticados, que están circulando en la provincia de Formosa. Esa es una estimación en base a estos once que están graves, por lo tanto, hay cien personas que circulan con la infección en la provincia”, remarcó.

Y agregó: “Más probablemente en Formosa Capital y Clorinda porque es donde mayor incidencia hay, por lo tanto, hay que hacer mucho hincapié en la precaución: usar barbijo, lavarse las manos y el distanciamiento social es fundamental”.

Por último, el profesional instó a los agentes de salud a realizar los test de detección de coronavirus en los pacientes que presenten un solo síntoma compatible con esta enfermedad: fiebre, tos, dolor de garganta, “porque necesitamos pesquisar lo antes posible a estas personas para poder contener este aumento de casos que están habiendo en los últimos tiempos”.