Compartir

Mediante un operativo de vacunación dispuesto con visitas casa por casa, un equipo de vacunadores y médicos del hospital de Colonia Pastoril, localidad ubicada hacia el noreste de la provincia,  aplicó la dosis extra de vacuna triple viral destinada a seguir manteniendo a nuestra provincia libre de sarampión y rubéola como ocurre desde hace ya varios años.

La vacuna que previene ambas enfermedades además de las paperas, fue aplicada en la ocasión a los niños de entre 13 meses y 4 años, tal como lo indica el calendario vigente como parte de la campaña de seguimiento 2018 que ya casi está completando su primer mes de implementación y que se extenderá hasta el 30 de noviembre inclusive.

Además del suministro de la dosis, profesionales del equipo de salud informaron y concientizaron  a los padres sobre los beneficios que aporta esta vacuna a la salud de los niños y de toda la comunidad. En este marco, remarcaron que aunque los niños ya hayan recibido la primera dosis del esquema establecido por el calendario a los 12 meses “igualmente es obligatorio que se les suministre esta dosis extra que es como un refuerzo”.

Asimismo recordaron a las familias que al igual que las demás que están en el calendario, no solo resguarda la salud de la población que la recibe sino que el efecto protector se extiende a las demás personas “cortando la circulación de los agentes infecciosos”.

Desde la dirección del hospital de Pastoril se comunicó que todos los días se está aplicando la dosis adicional de esta vacuna en el servicio de vacunación del nosocomio. “Hasta el último día de noviembre los esperamos para que traigan a sus hijos a vacunarse. Y también estamos visitando las casas, deseando que nos sigan abriendo sus puertas para vacunar y agradeciendo a las familias que ya lo hicieron por el compromiso que demuestran con la salud”.

Sin orden médica, gratuita y obligatoria

La dosis extra no requiere orden médica para ser aplicada, es gratuita y obligatoria.  Por su fácil acceso, desde el ministerio de Desarrollo Humano  formoseño aconsejan a los padres y personas que estén a cargo de niños que se encuentran en esta edad que los acerquen a los hospitales, centros de salud y vacunatorios públicos de la provincia  para recibir la vacuna.