Operativo de salud en comunidad wichi

Compartir

Al igual que todos los efectores que componen la red sanitaria pública provincial, los centros de salud y hospital que se ubican en el extremo oeste, velan diariamente por la salud de las familias de las comunidades, pueblos, parajes y localidades que se asientan en dicha área geográfica de nuestro territorio.

Uno de los tantos que cumple con esta premisa, es el hospital de la localidad de “El Potrillo”, que organiza de manera planificada y estratégica salidas extramuros. En algunos casos para brindar atenciones en las propias casas de los vecinos y, en otras instancias, para fortalecer el trabajo de los equipos de salud locales de cada una de las comunidades aledañas que se hallan bajo su zona de cobertura.

En esta oportunidad, con un nuevo operativo sanitario, un equipo del citado nosocomio ofreció atenciones y otras prestaciones de salud a la comunidad originaria wichí Villa Devoto, distante a unos 14 km.

Se concretaron de este modo atenciones médicas y de enfermería para niños y embarazadas, a quienes además se aplicaron todas las vacunas del calendario vigente. Entretanto que se confeccionaron y actualizaron las libretas de salud escolar a los pequeños que asisten al establecimiento educativo.

Los controles comprendieronmedición de: tensión arterial, frecuencia cardiaca, peso, estatura y talla, nivel de glucemia. Los niños recibieron todos los chequeos pediátricos que se determinan para cada edad, mientras que a las embarazadas “se le practicaron las evaluaciones prenatales de rutina que deben hacerse en cada trimestre de la gestación”, aseguraron desde el equipo.

Por su parte, a los niños en edad escolar se les sumaron exámenes de la agudeza visual y auditiva, revisaciones del estado bucodental, y otra serie de controles clínicos y físicos para corroborar su buen estado de salud y detectar de manera temprana “cualquier factor de riesgo o enfermedad” que “permita un adecuado tratamiento y seguimiento para que ese niño no se vea perjudicado en su rendimiento escolar y en el resto de sus actividades cotidianas”, agregaron los médicos evaluadores.

 Vacunas y promoción de hábitos saludables

 Al mismo tiempo, se actualizaron los carnets de vacunas de todos los pacientes atendidos. Para ello, fueron aplicadas las dosis faltantes “completando o iniciando esquemas”, según cada caso. En este marco, el énfasis fue puesto en las vacunas de la campaña de invierno: triple bacteriana acelular, antineumocóccica y antigripal” como también la vacuna HPV para los varones y niñas de 11 años y las demás vacunas que se vinculan a la edad escolar.

Finalmente, se difundieron una serie de hábitos y conductas sanas que tienden a mejorar la calidad de vida de las personas. “Comer muchas frutas y verduras, tomar abundante agua que sea potable o tratada adecuadamente, acudir a la consulta médica sin esperar sentirse mal o estar enfermos, cumplir con los tratamientos que indica el equipo de salud” fueron algunas de las recomendaciones brindadas a la comunidad.

Finalmente, se entregaron los distintos métodos anticonceptivos que se encuentran disponibles desde la salud pública de forma gratuita. También cajas de leche, suplementos alimentarios, y medicamentos bajo receta médica.