Compartir

Un equipo del hospital distrital de Las Lomitas estuvo atendiendo a pacientes pediátricos criollos en el barrio lomitense de La Paz y también niños aborígenes wichí del sector denominado La Pantalla.

A los pequeños se le practicaron variadas atenciones, entre las que se contó: control del niño sano, “niños que no tienen evidencias de patologías ni síntomas de algún trastorno de salud” pero que “de igual deben controlarse, porque todos los niños aunque estén sanos deben ser controlados para asegurarnos que su crecimiento y desarrollo se da en los parámetros normales establecidos”, indicaron los pediatras.

Dichos exámenes comprendieron: mediciones antropométricas (peso y altura) y revisión del estado nutricional de cada niño, además de las evaluaciones de vista, oído, dérmicas (piel) y otros tantos controles pediátricos generales.

Asimismo, se continuó con el seguimiento de los pequeños pacientes que poseen diagnóstico de enfermedades crónicas.

 

Adultos

 

En esta misma jornada, los profesionales ofrecieron también a atenciones a los padres y familiares que acercaron a sus niños. Las mismas abarcaron controles clínicos generales, toma de la presión arterial, medición de glucosa en sangre, chequeo del peso y masa corporal. Todo con el objetivo de  “detectar a tiempo factores de riesgo o alteraciones que puedan derivar en enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y cardiovasculares”, describieron.

Se concretaron asimismo controles obstétricos con entrega gratuita de leche a embarazadas y niños. También atenciones odontológicas y provisión de medicamentos indicados por los médicos al finalizar cada una de las consultas pediátricas, de clínicas generales y obstétricas.